Internacionales

La violencia en Bagdad cobra 55 muertos

Dos atentados con bomba dejaron además 128 heridos, y las autoridades informan que el número de muertos puede aumentar. Hoy, dos soldados de EEUU murieron por la violencia, elevando a 3 mil 129 los “marines” asesinados en el convulso país.

La violencia regresó con fuerza a Bagdad tras una corta tregua. Hoy al menos 55 personas murieron y otras 128 resultaron heridas por la explosión de dos coches bomba en el este de la ciudad, mientras que dos militares estadounidenses murieron en sendos ataques en esta capital, donde recientemente se puso en marcha el nuevo plan de seguridad iraco-estadounidense.
Fuentes policiales iraquíes consultadas por EFE, explicaron que la explosión casi simultánea tuvo lugar a las 16.00 hora local (7.00, hora de Managua) en la zona de Nuevo Bagdad en la capital.
Los dos coches bomba estaban aparcados en la zona y fueron supuestamente accionados por control remoto, añadieron las fuentes y no descartaron que el recuento de víctimas pueda aumentar, ya que las cifras ofrecidas son según las primeras informaciones del ataque.
Además, la explosión de un tercer vehículo conducido por un suicida ha causado la muerte de un policía y heridas a otros dos civiles. El atentado, ocurrido en el barrio de Baladiat, también en el este de la capital, tuvo como blanco un puesto de control militar.
Fuentes de seguridad informaron, por otro lado, de que otros tres policías perdieron la vida y cuatro sufrieron heridas de diversa consideración en un ataque armado contra su patrulla en la provincia de Salah al Din. Las fuentes explicaron que la agresión ocurrió en el este de esta provincia, situada al norte de la capital, aunque no precisaron su localización.
Además, dos militares estadounidenses murieron en sendos ataques en Bagdad, a pesar de la puesta en marcha el nuevo plan de seguridad iraco-estadounidense, para hacerle frente a la violencia que afecta a la capital iraquí. Ambos ataques ocurrieron el sábado, informaron a France Presse fuentes del Ejército estadounidense.
Un soldado resultó muerto en el norte de la capital iraquí por la explosión de una granada lanzada contra su vehículo, mientras que un segundo militar falleció a causa de un disparo recibido mientras participaba en un patrullaje terrestre.
Con ambas muertes ascienden a 3 mil 129 las bajas estadounidenses desde la invasión de Irak, en marzo de 2003, según un balance de France Presse en base a cifras del Pentágono.
Los nuevos brotes de violencia coinciden con el quinto día del nuevo plan de seguridad en Bagdad, denominado "Aplicamos la Ley", destinado a acabar con las acciones terroristas contra la población civil, incautar las armas ilegales y permitir el regreso de los iraquíes que se han visto obligados a abandonar sus viviendas.
El comienzo del nuevo plan de seguridad en la capital iraquí, que prevé la llegada de 85 mil hombres, 50 mil soldados y policías iraquíes y 35 mil estadounidenses, fue anunciado oficialmente el miércoles por las autoridades iraquíes. Las estadounidenses, sin embargo, dieron a conocer su comienzo el 3 de febrero, es decir, una semana antes.