Internacionales

Bush enviará más tropas a Afganistán

Enviará 3 mil 200 soldados más a ese país, donde ha aumentado la violencia. El mandatario estadounidense instó, además, a las potencias de la OTAN a seguir su ejemplo.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunció hoy el refuerzo de las tropas estadounidenses en Afganistán e instó a sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) a cerrar las "brechas de seguridad" en Afganistán, enviando más soldados y levantando las restricciones a las tropas que están sobre el terreno.
"He ordenado un incremento de las fuerzas de EEUU en Afganistán y hemos extendido la estancia de 3.200 soldados que ahora están en el país en cuatro meses", anunció Bush durante un acto organizado por el centro de estudios conservador "American Enterprise Institute" (AEI).
Tras enumerar los países que también han ofrecido asistencia adicional, no sólo de fuerza de combate sino también de equipos o material de inteligencia, el presidente insistió en que toda ayuda es necesaria porque "los talibán y Al Qaeda están preparando nuevos ataques".
Bush instó a los miembros de la Alianza Atlántica a que no duden a la hora de enviar más tropas y, sobre todo, a que no impongan trabas o límites a las ya desplegadas porque, según recordó, uno de los principios básicos de la OTAN consiste en que "un ataque a uno es un ataque a todos".
"Para que la OTAN tenga éxito, los aliados deben asegurarse de que se subsanen las brechas en materia de seguridad", dijo Bush en un discurso que perfila los desafíos pendientes en Afganistán y un plan para construir una democracia en ese país y derrotar a la milicia islamista de los talibanes.
"En otras palabras, cuando hay una necesidad, cuando nuestros comandantes sobre el terreno dicen a nuestros respectivos países 'necesitamos ayuda adicional' nuestros países de la OTAN deben proporcionársela para tener éxito en esta misión", agregó.

"Los aliados deben levantar restricciones a sus fuerzas, de modo que los comandantes de la OTAN tengan la flexibilidad necesaria para derrotar al enemigo dondequiera que oponga resistencia", en alusión a Alemania, Francia o España, que han limitado la participación de sus soldados en ciertas operaciones y sus traslados a las zonas más conflictivas.
Cuando los comandantes sobre el terreno dicen a los respectivos países que necesitan "ayuda adicional", "los países de la OTAN deben proporcionársela", aseguró. EEUU, sin embargo, se incluye en otro grupo de naciones, junto con el Reino Unido, Holanda y Canadá, que realizan la parte más difícil de la misión, pues sus efectivos están desplegados en los lugares más conflictivos, como la región del Sur.
Bush recordó hoy que "nuestra estrategia no es a la defensiva, es a la ofensiva" para hacer frente al resurgimiento de la ofensiva talibán. Tras reconocer que EEUU es el centro de atención por sus actuaciones en Irak, Bush subrayó su clara determinación de no olvidar lo que está pasando en Afganistán.