Internacionales

Corea del Norte acepta desarme nuclear

Corea del Norte ha accedido a "cerrar y sellar" su principal reactor, el de Yonbbyon en el plazo de 60 días a cambio de una ayuda inicial de 50.000 toneladas de petróleo pesado.

Corea del Norte llegó hoy a un acuerdo con otros cinco países -Corea del Sur, EEUU, Japón, Rusia y China- para renunciar a su capacidad para fabricar armas nucleares, lo que promete solucionar un largo contencioso con la comunidad internacional. El acuerdo implica el cierre de las instalaciones nucleares del depauperado régimen estalinista a cambio de ayuda energética y económica, informó la agencia oficial Xinhua.
Cuando se cumplen cuatro meses del primer ensayo nuclear de la historia de Corea del Norte, las seis delegaciones han acordado crear cinco grupos de trabajo para ocuparse de los diferentes aspectos y calendarios de este acuerdo. Uno de estos grupos se ocupará del establecimiento de relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Corea del Norte, que siguen técnicamente enfrentados desde la Guerra de Corea, ya que ésta finalizó con un armisticio en 1953, no con una declaración de paz.
Además, "EEUU iniciará el proceso para eliminar la calificación de Corea del Norte como un Estado patrocinador del terrorismo y avanzará el proceso para finalizar la solicitud del Acta de Comercio con el Enemigo respecto a Corea del Norte", señala el comunicado.
Corea del Norte ha accedido a "cerrar y sellar" su principal reactor, el de Yonbbyon (de 5 megavatios y situado a 100 kilómetros al norte de Pyongyang) en el plazo de 60 días a cambio de una ayuda inicial de 50.000 toneladas de petróleo pesado.
En esta primera fase del proceso, el régimen estalinista permitirá la entrada de los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), según anunció el jefe de la delegación china, Wu Dawei.
El resto de la ayuda, consistente en 950.000 toneladas de ayuda que serán enviadas a Corea del Norte una vez "desmantele de forma irreversible" el reactor. El acuerdo fue firmado durante la sesión plenaria que se inició a las 8.30 horas GMT (2.30 hora de Managua) a la que seguirá un banquete de honor de los jefes de delegación con el consejero de Estado chino Tang Jiaxuan a las 17.30 horas (3.30 GMT).
Se trata del primer avance hacia el desarme desde que se iniciaron las negociaciones en 2003, un diálogo retrasado por continuos boicot y desencuentros entre Washington y Pyongyang que habían puesto en duda la validez del formato a seis.
La crisis norcoreana es uno de los dos conflictos nucleares más candentes en el planeta junto con el iraní, y la prueba nuclear de Pyongyang el pasado 9 de octubre desencadenó una profunda crisis política internacional en el norte de Asia.
La Casa Blanca consideró que el acuerdo con Corea del Norte es un "muy importante primer paso" hacia la desnuclearización norcoreana. Tony Snow, portavoz de la Casa Blanca, dijo que “creemos que es un primer paso muy importante para la desnuclearización de Corea del Norte y la península Coreana”.
Advirtió, sin embargo, de que "si Corea del Norte no cumple con el acuerdo, todavía queda la posibilidad de sancionarla a través de la comunidad internacional". El portavoz presidencial agregó además que, si Corea del Norte "no se atiene a los términos del acuerdo, no obtendrá los beneficios que desea".