Internacionales

Israel continuará trabajos cerca de Explanada de las Mezquitas


Jerusalén/EFE
El Consejo de Ministros israelí decidió ayer seguir adelante con las obras cerca de la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén que han provocado encendidas protestas del mundo musulmán, aunque se comprometió a coordinar el proyecto con organismos internacionales.
"Si tienen algún problema Raed Salah y Haled Meshal con los trabajos que se realizan a 20 metros del Muro de las Lamentaciones, mañana nos dirán lo que podemos hacer, o no, en la Puerta de Jafa y pasado mañana en el barrio Mamila", dijo ayer el primer ministro israelí, Ehud Olmert.
Olmert agregó: "El estado debe decirse a sí mismo: esto es un territorio y una soberanía (israelí), y no podemos dejar que éstos dos nos dirijan nuestras vidas", en referencia al líder del Movimiento islámico en Israel, Raed Salah, y al del Buró Político de Hamás en el exilio, Haled Meshal.
Ambos dirigentes islámicos exhortaron el jueves a un levantamiento de los musulmanes contra Israel, similar al que provocó la polémica visita de Ariel Sharón, en septiembre de 2000, a la Explanada, en respuesta a la construcción de una nueva rampa de acceso a ese lugar sagrado.
Olmert hizo las declaraciones después de concluir la reunión semanal del Consejo de Ministros, en la que el gobierno israelí aprobó continuar con el proyecto de construcción a pesar de la ola de disturbios que ha desencadenado.
No obstante, un comunicado emitido tras el Consejo de Ministros afirma que los trabajos deberán "llevarse a cabo de forma que acaben lo antes posible" y "en coordinación con organismos internacionales, así como manteniendo la mayor transparencia sobre el terreno".
El Ministerio de Asuntos Exteriores, sigue la nota, "seguirá puliendo los aspectos internacionales del proyecto, inclusive en lo que respecta a la Unesco", que ha pedido explicaciones sobre las repercusiones de las obras.
Paralelamente, se mantendrá el operativo policial y de inteligencia para prevenir posibles incidentes.
El ministro para Asuntos de Jerusalén, Yaacov Edery, será responsable del conjunto del proyecto y la labor informativa al respecto se coordinará con la Oficina del Primer Ministro.

Obras cerca de Explanada de las Mezquitas
El comunicado precisa que los ministros coincidieron en que las excavaciones, que se están realizando en un lugar cercano a la Explanada de las Mezquitas para sentar las bases de la nueva rampa de acceso a la misma, "no causan ningún daño a los lugares santos islámicos".
La continuación de las obras fue aprobada por todos los ministros presentes --tres estaban ausentes--, pese a las reservas expresadas de antemano por el ministro de Defensa, Amir Peretz,
Peretz propuso en el Consejo de Ministros la formación de un Comité interministerial para que hable con las autoridades musulmanas a fin de explicarles que las obras no afectarán a las mezquitas y lograr su apoyo al proyecto.

Ayer se reanudaron las obras, tras el descanso sabático, y las protestas, de momento, han sido mínimas, aunque se mantiene un estricto control policial y siguen desplegados unos 2,000 agentes en la Ciudad Vieja.
El viernes y el sábado hubo fuertes protestas en torno a las mezquitas, que degeneraron en enfrentamiento entre la policía israelí y manifestantes.
Una treintena de personas resultaron heridas el viernes y ayer la Policía detuvo a 70 manifestantes en Jerusalén y en el distrito cisjordano de Belén.