Internacionales

Raúl relanza optimismo sobre salud de Fidel


LA HABANA / AFP
El presidente interino de Cuba, Raúl Castro, relanzó el optimismo sobre la recuperación de Fidel Castro, al afirmar que mejora cada día y se le consultan los asuntos más importantes, pero las autoridades cubanas siguen sin dar señales claras sobre un eventual retorno al poder del líder cubano.
Fidel Castro, quien convalece desde hace seis meses de una operación intestinal “va mejorando por día (...) y hace ejercicio”, manifestó el jueves por la noche su hermano Raúl Castro, quien gobierna temporalmente el país desde el 31 de julio.
“De las cuestiones más importantes se le consulta, él no interfiere pero está al tanto de todo”, apuntó tras inaugurar la XVI Feria Internacional del Libro en la Fortaleza San Carlos de la Cabaña, al este de La Habana.
Estas declaraciones reforzaron las expresiones de optimismo del gobierno cubano, diez días después de que Fidel Castro apareciera sorpresivamente en un vídeo en el que se le veía más repuesto de peso, de mejor color y más lúcido que la última vez que se le vio en los televisores, el pasado 28 de octubre.
“Tiene el teléfono al lado y lo usa bastante. Por suerte a mí no me llama mucho, (llama) a (el vicepresidente Carlos) Lage, a (el canciller) Felipe (Pérez Roque) y otros más”, bromeó ante la prensa Raúl Castro, vestido de civil y visiblemente relajado.
La salud de Fidel, cuyos problemas lo obligaron a ceder el poder por primera vez en casi medio siglo, es secreto de Estado y los informes de su evolución son dados en mensajes escritos o grabados, o a cuentagotas por las autoridades y el presidente venezolano Hugo Chávez.
En la cita literaria, que este año tiene como país homenajeado a Argentina, el diputado de ese país, Miguel Bonasso, amigo personal de Fidel, dijo haber conversado sobre la salud del líder cubano con su hermano Raúl, su hijo Fidel “Fidelito” Castro Díaz-Ballart, y también con el vicepresidente Carlos Lage.
“Ellos están claramente muy optimistas, es evidente que está mejor. Carlos Lage lo vio y él es médico y dice que está muy bien”, manifestó a la AFP Bonasso, quien visitó en septiembre a Castro en el lugar secreto donde permanece recluido.
Ese mismo jueves el embajador de Venezuela en Cuba, Alí Rodríguez, dijo que Castro “mejora progresivamente”. “El problema es que antes no ingería alimentos, pero ahora está ingiriendo alimentos y eso lo ha mejorado significativamente”, comentó a la televisora estatal venezolana VTV.
Rodríguez subrayó que en Cuba se advierte un clima de “preocupación” por el estado de salud de Castro, como “el que se tiene por un familiar muy querido”.
Las declaraciones y la súbita aparición del líder cubano en el vídeo, en el que aparece junto al presidente Hugo Chávez, salieron al paso de recientes versiones de prensa en el exterior, que aseguraban que Fidel estaba grave y hasta al borde de la muerte.
A mediados de enero, el diario español El País informó que la condición de Castro era “muy grave”, tras tres operaciones fallidas, citando fuentes del hospital Gregorio Marañón de Madrid.
Pero poco después, el jefe del servicio de cirugía de ese mismo hospital, José Luis García Sabrido, quien examinó a Castro en diciembre, desmintió la versión.