Internacionales

Guerra verbal entre EU y Venezuela

* Cruce de acusaciones entre la secretaria de Estado Condoleezza Rice y el canciller de Caracas

QUITO / AFP
La guerra verbal entre Venezuela y Estados Unidos retumbó de nuevo con un cruce de acusaciones entre la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, y el canciller de Caracas, Nicolás Maduro, quien dijo que Wa-shington no tiene moral para juzgar al presidente Hugo Chávez.
Rice aseguró el miércoles en Washington que Chávez “está destruyendo a su país económica y políticamente”, a lo que Maduro respondió el jueves en Quito que “ningún funcionario del imperio tiene moral para calificar la democracia venezolana ni el liderazgo” del mandatario.
“Pienso que (Venezuela) está en una transición negativa”, sostuvo Rice ante el Congreso, una semana después de que el Legislativo venezolano otorgara a Chávez poderes especiales para gobernar por decreto durante 18 meses.
Rice descargó la artillería pese a su llamado a evitar “una lucha retórica” con Caracas que perjudicaría la agenda de Washington para América Latina.
Maduro, de visita en Ecuador, replicó que los señalamientos de Rice, del presidente estadounidense George W. Bush y de otros altos funcionarios del Departamento de Estado, prueban que Washington “está ensayando una nueva ofensiva contra Chávez y la democracia venezolana”.
Según Maduro, dicha campaña busca “minar el apoyo internacional” que tiene Chávez, para “intentar nuevamente un proceso que destruya la democracia” en su país.
“El gobierno de Bush tiene años ocupándose de matar a los pueblos de Irak y Afganistán. Ahora voltea su vista hacia Sudamérica con el objetivo de dividirnos, tratar de crear intriga y elementos que según su plan descompongan la situación de unidad que viene logrando la región”, anotó.
Maduro llamó a “derrotar una vez más esta campaña de gente como Condoleezza Rice, John Negroponte y George Bush, que tiene como propósito dominar el mundo, las fuentes de energía y ponerle sus garras imperialistas a los recursos naturales de nuestros países, particularmente de Venezuela”.
“Sabemos y lo sabe el mundo que Venezuela tiene una democracia consolidada. Pedimos a los pueblos del mundo que una vez más pongamos en su sitio a estos representantes del imperio que pretenden ser un gobierno mundial”, subrayó.
El canciller llamó delincuente a Negroponte, designado número dos del Departamento de Estado, y denunció que Washington cohonesta con el narcotráfico.
Negroponte ya había recibido críticas de Maduro, quien el domingo lo acusó de ser un “narcotraficante convicto y confeso”, y de Chávez, quien llamó a él y a Bush “criminales de guerra” que “deberían ser enjuiciados y encarcelados por el resto de sus días”.
Maduro aseguró que las agencias antidrogas de Estados Unidos actúan en complicidad con el narcotráfico, y señaló que Caracas no necesita el dinero de la Casa Blanca para la lucha antinarcóticos, aludiendo al anunciado recorte de esa asistencia para países andinos como Bolivia y Ecuador.
“Los sistemas de ayuda que han creado son una vulgaridad. Proveen ayuda supuestamente para luchar contra las drogas, pero en realidad es para controlar a nuestras policías, hacer inteligencia interna, y, en muchos casos, como ya se ha dado, para controlar ellos el negocio de la droga a través de sus organismos”, sostuvo.
“Con su dinero que hagan lo que crean conveniente, a nosotros no nos somete nadie con chantajes. Venezuela seguirá su lucha autónoma, soberana y ahora más eficiente contra el tráfico de drogas y el consumo de estupefacientes”, agregó.