Internacionales

Tribunal de Roma abre juicio a militar de EU

* Implicado en muerte del responsable de servicios secretos italianos en Irak

ROMA /AFP
El Tribunal de Roma decidió la apertura de un juicio contra el soldado estadounidense de origen hispano Mario Lozano, por la muerte del responsable de los servicios secretos italianos en Irak, Nicola Calipari, por disparos de una patrulla en 2005 cerca del aeropuerto de Bagdad, indicaron este miércoles fuentes judiciales.
La decisión fue adoptada por el juez para las audiencias preliminares Sante Spinaci, del tribunal romano. Lozano era investigado desde diciembre de 2005 por homicidio involuntario.
Nicola Calipari murió el 4 de marzo de 2005 en Bagdad, por disparos estadounidenses cuando acompañaba al aeropuerto de esa ciudad a la periodista Giuliana Sgrena, del diario Il Manifesto, quien acababa de ser liberada tras haber permanecido secuestrada un mes.
El caso desató fuertes tensiones entre los dos países, aliados en la guerra en Irak.
El juez deberá establecer ahora las fechas de las audiencias preliminares, ya que la ley italiana autoriza el juicio en rebeldía.
El magistrado reconoció la naturaleza "política" del homicidio y se basó en el Código de Procedimiento Penal italiano que permite procesar a toda persona que cometa delitos contra italianos fuera de su territorio, si con ellos "ofende los intereses del Estado".
Gracias a ese artículo, el número ocho, la justicia italiana pudo condenar en rebeldía a siete militares argentinos, entre ellos dos generales, por la desaparición y muerte de ocho ítalo-argentinos durante la dictadura militar en Argentina (1976-1983).
"Se trata del primer paso para conocer la verdad", declaró satisfecha la esposa de Calipari, Rosa Villecco, elegida al Senado por el partido de izquierda Democráticos de Izquierda (DS).
"Siempre he tenido confianza en la magistratura italiana", agregó.
"Con el proceso se rompe la impunidad que goza Estados Unidos en el mundo y se puede llegar a establecer muchas verdades", declaró a la AFP la periodista de Il Manifesto, Sgrena.
"La justicia italiana acaba de cumplir un paso importante. Vamos a ver qué ocurre después", agregó.
Italia teme que suceda lo mismo que en 1998, cuando 20 personas, incluyendo a varios esquiadores, murieron en los Alpes italianos por culpa de un avión militar estadounidense cuyo piloto fue absuelto por un jurado norteamericano sin haber estado ni un día en la cárcel.
Una investigación conjunta de Italia y Estados Unidos sobre las circunstancias de la muerte del agente italiano fue abierta poco después, pero las partes nunca llegaron a un acuerdo sobre las conclusiones.
Calipari, responsable del servicio de inteligencia italiana en el exterior, murió a los 51 años, baleado mientras escoltaba a la periodista que, recién liberada tras un mes de secuestro, resultó herida por los disparos.

La decisión de la justicia italiana aumenta la tensión en las relaciones entre Estados Unidos e Italia, alteradas por la nueva política exterior del gobierno de centro-izquierda liderado por Romano Prodi, quien retiró las tropas desplegadas en Irak.
Para Estados Unidos, los soldados se comportaron según el reglamento, mientras que para los italianos se trató de un error de los "marines", demasiado jóvenes e inexpertos.
Clasificado como una persona con "paradero desconocido", Lozano va ser juzgado en Roma en rebeldía, sobre todo después de que el automóvil en que viajaba Calipari fue devuelto a las autoridades italianas.
El nombre del soldado se conoció por casualidad en mayo de 2005 tras aparecer en Internet el informe del ejército estadounidense, al que olvidaron censurar los nombres de los implicados.