Internacionales

“Bush, un dictador incapaz y sin moral”

Continúan las tensiones diplomáticas entre Caracas y Washington, a pesar de un iniciativa de diálogo anunciada por ambas partes. En esta ocasión, Chávez también llamó “criminal de guerra” al mandatario estadounidense y al nuevo dos del Departamento de Estado, John Negroponte.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, afirmó hoy que en Estados Unidos existe "una dictadura" y que el mandatario de ese país, George W.Bush, es un "criminal de guerra" que "debería renunciar" porque, a su juicio, le falta "capacidad política y moral".
Chávez también calificó de "criminal de guerra" al aspirante a número dos del Departamento de Estado, John Negroponte, y le advirtió que lo espera en Venezuela "sin miedo" para hacer frente a los presuntos planes intervencionistas estadounidenses en el país suramericano.
"El presidente de Estados Unidos debería renunciar si tuviera algo de dignidad (...) no tiene ya ni capacidad política, ni capacidad moral ni de ningún tipo para gobernar aquel país", declaró Chávez en una rueda de prensa con medios extranjeros y locales en la sede del gobierno.
El presidente izquierdista, que asumió su tercer mandato consecutivo (2007-2013) el pasado 10 de enero, respondió así a la "preocupación" expresada este miércoles por Bush ante la anunciada nacionalización de las principales empresas telefónicas y eléctricas venezolanas y el efecto de esa medida en la situación de pobreza del país.
"Habrá que recordarle al presidente de EEUU que en EEUU lo que no ha dejado de crecer en los últimos años es la pobreza, que, al mismo tiempo que EEUU ha gastado miles de millones de dólares en Irak y Afganistán para masacrar familias enteras, miles y miles de inocentes, vaya alguien a Nueva Orleans para ver dónde están las labores de reconstrucción", afirmó Chávez.
En una larga intervención, en la que comparó el talante "fascista" de Bush con el de Adolf Hitler, el jefe del Estado venezolano insistió en que "si en algún país hay miseria, pobreza y la más alta desigualdad es en Estados Unidos".
"En Estados Unidos lo que hay es una dictadura de una elite (...) pido a Dios por el pueblo de EEUU, ojalá sea capaz de liberarse de la tiranía que tienen. Pido a Dios por el mundo, ojalá seamos capaces de liberarnos de la amenaza imperialista", expresó.
Negroponte se lleva su “tajada”
Chávez también respondió a las críticas que hizo Negroponte el pasado martes, cuando lo acusó de haber intentado "exportar su populismo" y de ser una fuerza negativa para la región, durante una audiencia ante el comité del Senado que debe confirmar su designación como el segundo al mando en el Departamento de Estado.
"Ese (Negroponte) es un criminal de guerra, y ahora el otro criminal de guerra que es Bush lo ha nombrado, creo que lo ha nombrado, segundo en el Departamento de Estado", dijo Chávez, que condenó los presuntos planes del aspirante al alto cargo de intervenir en Venezuela.
"Si usted (Negroponte) quiere 'come on', que aquí lo esperamos a usted y a sus criminales de guerra, no tenemos miedo", expresó Chávez, cuyo país es el quinto exportador mundial de crudo y cuarto abastecedor de Estados Unidos.
Negroponte dijo ante la comisión del Senado que debe ratificar su nombramiento que, de ser confirmado, promoverá "una política más robusta (en Latinoamérica) porque debido al vacío de dichas políticas los Chávez de este mundo juegan un papel mayor del que debieran".
Este nuevo roce diplomático se produce a menos de un mes de un encuentro entre el canciller venezolano, Nicolás Maduro, y el embajador de Estados Unidos en Caracas, William Brownfield, en busca del inicio de un diálogo para bajar la tensión en la relación bilateral.
Las relaciones entre Venezuela y EEUU están marcadas por constantes acusaciones mutuas, referidas al corte "imperialista e intervencionista" de Washington y a las "intenciones totalitarias" y al espíritu "antiamericano" de Caracas. Esas tensiones diplomáticas no han salpicado la relación comercial bilateral y Venezuela sigue siendo uno de los principales abastecedores de petróleo de Estados Unidos.