Internacionales

Congreso de Ecuador se inclina por Constituyente

* Presidente Rafael Correa denuncia que congresistas están preparando su destitución

El Congreso de Ecuador, presionado por marchas cívicas en apoyo al oficialismo, reanudó ayer miércoles las sesiones dispuesto, al parecer, a aprobar la consulta sobre una Constituyente convocada por el mandatario Rafael Correa, que acusó al Legislativo de estar configurando su destitución.
Los congresistas, que el martes debieron desalojar el Parlamento acosados por una protesta que dejó tres heridos, retomaron el estudio del plebiscito en medio de marchas menos concurridas y beligerantes que las de la víspera, constataron reporteros de la AFP.
“Los diputados están sesionando con mejores medidas de seguridad. En las afueras del Congreso ha habido unas pocas marchas que no han alterado la seguridad del recinto”, dijo a la AFP una fuente del Legislativo. No obstante su férrea oposición a Correa, a quien acusó de instigar la violencia en su contra durante las protestas, el Congreso sumó los votos necesarios para “favorecer” la consulta, según el jefe de ese órgano, el derechista Jorge Cevallos.
“Si el gobierno hubiera permitido que el Congreso trabajara ayer (martes) ya existiría una aprobación, porque había los votos. El partido Sociedad Patriótica (SP, del ex presidente Lucio Gutiérrez) dijo claramente que había un informe que favorecía la consulta”, expresó Cevallos.
Según el diputado, hasta el martes había el respaldo suficiente para llevar el pedido de consulta --convocada para el 18 de marzo-- “a la situación y condiciones que el gobierno quiere”.
En ese sentido, exigió a Correa garantías para seguir sesionando tras las manifestaciones del martes, frente a las cuales el Ejecutivo deslindó su responsabilidad.
El mandatario sostuvo este miércoles que el Congreso “está configurando el escenario para destituirlo”, al pretender involucrarlo en los disturbios para luego acusarlo de “atentar contra la seguridad del Estado”.