Internacionales

Organismos honrarán a inmigrantes muertos


Organizaciones defensoras de los derechos humanos recorrerán varios estados de EU para honrar a quienes han muerto en el intento de cruzar la frontera y para exigir la pronta aprobación de la reforma migratoria.
Enrique Morones, director de “Ángeles de la Frontera y Gente Unida”, una de las organizaciones involucradas en el proyecto, dijo a EFE que la caravana recorrerá toda las casi 2,000 millas de frontera que comparten Estados Unidos y México, desde San Diego (California), hasta Brownsville (Texas).
Morones agregó que escogieron el día 2 de febrero para comenzar la caravana porque se cumple un año más del tratado de Guadalupe Hidalgo --que en 1848 puso fin a la guerra entre EU y México-- y también porque es el día de la Candelaria, “y ambos hechos son muy significativos para los inmigrantes”.
El lema del movimiento este año mantiene la esencia del año pasado “Ni una muerte más en la frontera”, y le agrega “justicia y reforma”, ya que a juicio de los organizadores hace falta ir más allá.
De acuerdo con los organizadores, el voto hispano del pasado 7 de noviembre dio una señal concreta de cambios en el Congreso de EU, pero ahora se necesitan que estos nuevos actores conviertan en realidad el anhelo de millones de inmigrantes: una reforma migratoria “amplia, comprensiva, justa y humana”.
La caravana, de 15 días de duración, incluirá paradas en los estados de California, Arizona, Nuevo México y Texas, en Estados Unidos, y los de Baja California, Sonora, Tamaulipas, Chihuahua, Coahuila y Nuevo León, en México.
En cada lugar, al igual que hicieron el año pasado, sembrarán cruces en memoria de los miles de personas que han muerto al intentar cruzar la frontera.
“Unas 4,400 cruces quedarán en la línea fronteriza como evidencia y recordatorio de las vidas que se han perdido por falta de una reforma migratoria justa y humana”, detalló el líder de la caravana.
Gloria Saucedo, directora de la Hermandad Mexicana, organización que también participará en la caravana, dijo que es necesario unir todos los esfuerzos posibles para hacer cada vez más contundente el movimiento a favor de una reforma migratoria y que eso no se diluya en el tiempo por falta de acciones concretas.
Los participantes explicaron que este año la caravana no llegará al capitolio en primera instancia, sino que se dedicará a recoger en cada estado historias y testimonios de quienes han sufrido abusos o la muerte de algún familiar en la frontera.