Internacionales

Se generaliza huelga en hospitales de El Salvador

* Mantienen suspendidas las consultas mientras aguardan resultados de una negociación con el gobierno

SAN SALVADOR /AFP
La mayoría de los trabajadores del Instituto Salvadoreño del Seguro Social se sumó este lunes a un paro en demanda de una nivelación salarial, que mantiene suspendidas las consultas en hospitales del servicio, mientras aguardan los resultados de una negociación con el gobierno, informaron sindicalistas.
"Este día, el paro nacional abarca a un 85% de los 13,530 empleados" del Instituto, declaró a la AFP el secretario general del Sindicato de Trabajadores de ese servicio, Jaime Ávalos.
Por su parte, el secretario de conflictos del Sindicato, Carlos García, comentó que "nosotros mantenemos la misma posición: queremos los 100 dólares y las actividades se mantienen hasta que flexibilice la patronal".
Este lunes, la huelga "progresiva" entró a su tercera semana, sin que las partes logren un acuerdo que permita la atención a unos 1,2 millones de cotizantes.
Ávalos adelantó que tienen previsto reunirse el lunes en la tarde en un hotel capitalino con los directivos del Instituto, cita que será mediada por el Ministerio de Trabajo.
Con base en la ley, las partes deberán conciliar en no más de 15 días, después de la primera reunión con el Ministerio de Trabajo.
Los hospitales y unidades del Instituto no atienden consultas y sólo brindan atención de emergencia y las operaciones "electivas".
A diario frente a los hospitales, personal administrativo, médicos y enfermeras realizan manifestaciones, mientras la Policía --que tomó el control de los sanatorios--, se mantiene en ellos pero sin intervenir.
El ministro de Trabajo, Miguel Espinal, pidió a los funcionarios del Seguro Social que "depongan" su protesta que afecta a los cotizantes.
"Dialoguemos, estamos en una etapa de conciliación, y esperamos en esta etapa solucionar el conflicto", aseguró Espinal.
El arzobispo de San Salvador, Fernando Sáenz, calificó el domingo de "comprensible" la demanda del sindicato, pero instó a buscar vías legales para negociar y declaró que "la huelga es el último recurso" en esta clase de conflictos.