Internacionales

OTAN reconoce muerte de civiles en Afganistán


La OTAN reconoció el viernes que 12 civiles murieron el martes en un bombardeo contra los talibanes en el sur de Afganistán, mientras las autoridades afganas señalaban balances que iban hasta 60 muertos, en espera de las conclusiones de una comisión investigadora.
Por otra parte, 14 civiles --en su mayoría personas de edad y niños-- perdieron la vida este viernes al estallar una mina al paso de su minibús en la provincia de Oruzgán (sur), declaró un portavoz de las autoridades locales, Abdul Qayom Qayom.
Un vocero de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) de la OTAN, el capitán André Salloum, “confirmó la muerte de 12 personas” en las operaciones del martes en la provincia de Kandahar (sur), y declaró que la ISAF trabajaba “con el ministerio afgano de Defensa en las investigaciones en curso”.
El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, ordenó el jueves la creación de una comisión investigadora sobre los acontecimientos durante los cuales, según varios testimonios locales, podría haber decenas de víctimas.
La OTAN anunció el miércoles pasado la muerte de 48 talibanes durante tres operaciones en la provincia de Kandahar, destinadas según la Alianza Atlántica a impedir “la infiltración” de grupos de talibanes. Al menos una de esas operaciones incluyó un bombardeo aéreo.
La ISAF declaró un día después que tenía informaciones sobre cuatro heridos civiles que eran atendidos en un hospital militar de la OTAN.
El portavoz del Ministerio del Interior afgano, Zemarai Bashary, declaró el viernes a la AFP que “unas 60 personas” habían muerto, “de las cuales más de la mitad eran talibanes y el resto civiles”.