Internacionales

Ticos dicen no al Cafta

Entre 7 mil y 10 mil costarricenses marcharon hoy en contra de la ratificación del TLC con EEUU.

Miles de costarricenses marcharon hoy por las principales calles de San José para manifestar su oposición a la eventual ratificación del tratado de libre comercio (TLC) entre Centroamérica, República Dominicana y EEUU, conocido como Cafta. Las marchas, todas pacíficas, estuvieron acompañadas de un paro parcial en algunos servicios públicos como citas médicas en el Seguro Social, clases en escuelas y colegios, y la atención de diversos trámites en el sector público.
Aunque los sindicatos habían hecho un llamado a huelga nacional y habían asegurado que "paralizarían" el país, la mayoría de servicios operaron con normalidad, según confirmó en rueda de prensa el ministro costarricense de la Presidencia, Rodrigo Arias. Los manifestantes en San José, entre 7 mil y 10 mil, según cálculos de los organizadores, se concentraron en las calles aledañas al Congreso, pero llegaron ahí desde diferentes puntos de la capital, lo cual ocasionó problemas con el tránsito.
En las protestas, llenas de música y pancartas, participaron sobre todo estudiantes universitarios, maestros, agricultores, asociaciones comunales y empleados del estatal Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), quienes no pararon de lanzar consignas contra el tratado.
"La salud no es una mercancía", "La solidaridad de las instituciones públicas está en peligro", "Paremos esta mafia", "TLC=traición para los costarricenses", "Hoy inicia el entierro del TLC" y "Sin soberanía no hay patria", decían algunos de los carteles portados por los manifestantes.
“Archivar” el Cafta
Albino Vargas, secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), aseguró que tras el movimiento de hoy el tratado debería quedar "en el baúl de los recuerdos". "Tienen que archivar ese TLC sino vamos a aumentar más la oposición ciudadana, la movilización de la gente. Hoy derrotamos el TLC".
También se hicieron presentes algunos diputados de oposición, cuyos partidos están abiertamente en contra de la ratificación del acuerdo comercial. Uno de ellos, el diputado del Frente Amplio (izquierda), José Merino, dijo que la de hoy fue una "marcha extraordinaria. Son miles en todo el país, esto debe ser una lección para el presidente de que si no quiere llevar a este país a una confrontación mayor debe retirar el TLC y abrir el diálogo para un nuevo modelo de país". "El TLC tiene consecuencias negativas en todos los sectores, especialmente en instituciones públicas baluartes de la solidaridad social", agregó.

Además de San José, se realizaron marchas menores en diferentes puntos del país, como en la ciudad caribeña de Limón, y las comunidades rurales de San Carlos y Pérez Zeledón, donde la policía levantó dos bloqueos en las vías. En general, los manifestantes exigieron al Gobierno que retire el TLC de la corriente legislativa, una petición que había sido rechazada a priori por el presidente costarricense, Oscar Arias.
Rodrigo Arias reiteró hoy esa posición y calificó el movimiento como "injustificado", pues "las puertas del diálogo siempre han estado abiertas". "Ellos piden el retiro del TLC, pero esa petición no la podemos aceptar porque este gobierno es congruente con lo dicho en campaña. Aquí no se engañó a nadie, y el impulso al TLC fue una de nuestras promesas de campaña que tenemos que cumplir", resaltó el ministro.
Según los sindicatos, mañana volverán a las calles con más fuerza, pues esta "jornada nacional de lucha contra el TLC" durará dos días. Costa Rica es el único país signatario que no ha ratificado el TLC, proyecto que se encuentra en una comisión legislativa a la espera de ser dictaminado para luego comenzar su discusión en el plenario legislativo.