Internacionales

Atentado suicida contra autobús en Bagdad

* Bush discute con sus generales la estrategia de EU en guerra de Irak

BAGDAD-WASHINGTON /AFP

Por lo menos cuatro personas murieron y 15 resultaron heridas en un atentado suicida la mañana del sábado en un autobús en Bagdad, informó el ministerio del Interior.
El kamikaze hizo explotar su carga en un autobús, matando a cuatro personas e hiriendo a 15, todos civiles, sobre el puente al Hadid, en el centro de la capital iraquí, según la misma fuente.
Los pasajeros eran en su mayor parte mujeres y niños que volvían de la ciudad tras comprar ropa y juguetes para la fiesta de Aid al Fitr, que marca el fin del ayuno de Ramadán, según un fotógrafo de la AFP en el lugar.
Cerca del vehículo podían verse bolsas que contenían ropa y juguetes. Los atentados se han multiplicado en las últimas semanas en Bagdad, donde el mes de Ramadán ha sido particularmente mortífero.
En tanto, el presidente estadounidense George W. Bush habló este sábado con sus altos mandos militares para evaluar posibles cambios en la estrategia estadounidense en Irak, tras una aguda escalada de la violencia en ese país, informó la Casa Blanca.
Un portavoz de Bush confirmó que las conversaciones se iniciaron la mañana del sábado, pero no dio más detalles.
Está previsto que participen de las consultas el vicepresidente Dick Cheney, el secretario de Defensa Donald Rumsfeld, los asesores de seguridad nacional Stephen Hadley y Steven Crouch, el alto comandante en Medio Oriente, general John Abizaid, el alto comandante en Irak, general George Casey, y el embajador estadounidense en Irak, Zalmay Khalilzad.
Casey y Khalilzad participarán de la reunión enlazados por videoconferencia desde Bagdad, informó el portavoz.
La reunión se agendó tras uno de los meses más sangrientos para las tropas estadounidenses en Irak desde el comienzo de la invasión en marzo de 2003. Al menos 75 personas murieron en lo que va del mes de octubre, mientras que Estados Unidos busca reducir los atentados y la violencia, especialmente en Bagdad.
La cita ocurre además en medio de crecientes pedidos para que Bush cambie su estrategia en Irak y a menos de tres semanas de las elecciones legislativas estadounidenses, en las que la oposición demócrata podría ganar el control del Congreso.
En su alocución radial de este sábado, Bush rechazó la idea de que Estados Unidos esté considerando retirarse de Irak, pero añadió que está “constantemente reajustando” sus tácticas. El presidente aceptó la escalada de violencia y la atribuyó a operaciones más activas del ejército estadounidense, así como a “una estrategia sofisticada de propaganda” de los insurgentes.
Por su parte, la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, restó importancia a la reunión de Bush con sus generales, afirmando en Moscú a la prensa que no se trata de una reevaluación de su estrategia militar en ese país.
“Yo no interpretaría esto como que de alguna manera hay un impulso a gran escala o una reevaluación importante” de la estrategia en Irak, dijo Rice a los periodistas que la acompañan en su viaje a Moscú para discutir la crisis nuclear norcoreana.
“El presidente a menudo habla con sus generales, incluyendo el tipo de reunión del sábado que tiene lugar con el general Casey y otros”, explicó Rice, agregando que ella había asistido a un encuentro similar en Camp David hacía dos semanas.
“El plan de seguridad para Bagdad siempre tiene que ser reevaluado al terminar el plan, que es al fin del Ramadán”, indicó, refiriéndose al mes sagrado para los musulmanes que finaliza el lunes próximo.