Internacionales

Docentes contemplan levantar paro en Oaxaca

* La mayoría se pronuncia por continuar hasta la caída del gobernador, acusado de corrupto y represor

OAXACA, México /AFP

Los docentes de la agitada ciudad mexicana de Oaxaca (sur) decidían el sábado si levantan el largo paro que mantienen desde mayo, en medio de un clima de tensión porque puede incidir en la protesta que llevan adelante junto a 50 radicalizadas agrupaciones sociales en reclamo de la renuncia del gobernador del estado, Ulises Ruiz.
Antes del demorado inicio de la asamblea, muchos maestros se pronunciaron por seguir la huelga que afecta a más de un millón de estudiantes, hasta que se produzca la caída del cuestionado gobernador Ruiz, acusado de corrupto y represor, quien se siente fortalecido por una reciente decisión del Senado Federal de ratificarlo en el cargo.
El gobernador del Partido Revolucionario Institucional (PRI, oposición a nivel nacional) advirtió que próximamente intentará recuperar el control de la ciudad, virtualmente tomada por los manifestantes desde junio pasado.
“La posición es que siga la huelga hasta la caída del gobernador. Todos los que estamos aquí queremos continuar el paro”, dijo a la AFP el docente de educación mixta Eladio Hernández, uno de los delegados al encuentro.
Hernández admitió que, tras casi cinco meses de una huelga que comenzó por un reclamo salarial, se ha generado “desgaste moral y físico”, pero afirmó que ello “no afecta la continuidad del movimiento” para lograr la caída de Ruiz.
“No habrá clases hasta la salida de Ruiz”, señalaba un cartel colocado frente al hotel del magisterio de Oaxaca, donde comenzaba a sesionar la asamblea.
De los resultados del encuentro está pendiente la combativa Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), ya que el paro puede incidir en el movimiento popular que prácticamente tiene tomada la ciudad colonial, a través de decenas de barricadas y de la ocupación de oficinas gubernamentales y medios de comunicación.
“Respetaremos la decisión que adopten los docentes, como lo venimos haciendo desde hace mucho tiempo”, dijo a la AFP el vocero de la APPO, Florentino López.
Los delegados dicen desconocer al dirigente del gremio, Enrique Rueda, quien un día antes de la asamblea anticipó que se levantaría el paro.
“Lo que Rueda haya dicho corre por su cuenta. Los que decidimos somos los delegados y la gran mayoría quiere seguir el paro”, aseguró a su vez Claudio Hernández.
Para el gobierno federal la protesta es una brasa ardiente a la que no le encuentran salida, a menos de dos meses del traspaso del poder del presidente Vicente Fox a Felipe Calderón, ambos del conservador Partido de Acción Nacional (PAN).
El secretario de Gobernación (Interior), Carlos Abascal, dijo que “ya se agotó” la instancia del Senado Federal que esta semana decidió confirmar a Ruiz en el cargo, y admitió que “ahora nadie puede suponer que ya todo está resuelto” en Oaxaca.
La violencia, que ha dejado cinco muertos, registró este sábado un nuevo episodio, cuando una maestra resultó lesionada por un disparo en la localidad de Tuxtepec, estado de Oaxaca, donde los docentes intentaban repudiar la participación de Ruiz en un acto oficial, denunció el portavoz de la APPO.
Además, en la madrugada del sábado, desconocidos dispararon con armas de fuego en las cercanías de la casa del conocido pintor Francisco Toledo, quien exhibió cinco casquillos de bala durante una rueda de prensa.
En tanto, en un hecho accidental, cinco docentes murieron el sábado al desviarse de la carretera el auto en el que viajaban hacia la asamblea sindical de Oaxaca.