Internacionales

Noboa y Correa van a segunda vuelta en Ecuador

* Con sorpresiva ventaja, Noboa asegura que Correa “perdió por su amistad con Cuba y Chávez” * Correa dice que ganó en primera vuelta y ayer insistía en desconocer sondeos “a boca de urna”

El magnate derechista Álvaro Noboa, sorpresivo líder de la elección ecuatoriana, y el izquierdista Rafael Correa, un amigo del venezolano Hugo Chávez, disputarán la presidencia ecuatoriana en segunda vuelta, luego de ser los más votados este domingo según tres sondeos.
Noboa, el hombre más rico de Ecuador y quien promete cortar relaciones políticas con Cuba y Venezuela, había estado segundo en los sondeos toda la campaña proselitista hasta que, en una remontada fulgurante, este domingo lideraba la votación con un estrecho margen de entre 1 y 2 puntos porcentuales.
El magnate del banano aseguró que la amistad de Correa con Cuba y el presidente venezolano Hugo Chávez lo conducirán a la derrota en el balotaje por la presidencia el 26 de noviembre.
A Correa “el pueblo le acaba de dar el más grande correazo que le pueda dar a un amigo de terroristas, un amigo de Chávez, un amigo de Cuba”.
Por su parte Correa, un economista de ideas radicales, educado por los salesianos, y quien quiere integrar a Ecuador al eje de influencia del presidente venezolano Hugo Chávez, desconoció la noche del domingo los sondeos.
“Estos resultados son falsos, hemos vencido por lo menos con dos puntos de ventaja”, aseguró Correa. “Nuestras propias encuestas, nuestro propio ‘exit poll’ (resultados a boca de urna) ratifican que la candidatura ciudadana ha vencido en esta primera vuelta al aspirante de la oligarquía”, agregó.
“Hago un llamado a todos mis seguidores a estar atentos porque a esta situación quería llegar la oligarquía para consumar el fraude”, señaló ante decenas de simpatizantes en su sede de campaña.
La firma Informe confidencial, adjudicó a Noboa el 28.5% de los votos contra el 26.5% de Correa, mientras el sondeo de la compañía Market dio también primero a Noboa con 28.23% contra 27.17% del izquierdista.
Un tercer sondeo, de la empresa Cedatos-Gallup anunció un 27.6% de la votación para Noboa y 25.5% para el aspirante por Alianza País, al concluir la primera vuelta.
Tras conocer los resultados, el socialista moderado León Roldós, tercero en todas las proyecciones, admitió la derrota señalando que se había impuesto el “poder de las chequeras”.
El principal desafío para el próximo jefe de Estado será poder culminar su mandato, en un país convulsionado y que en la última década conoció a siete presidentes distintos.
En efecto los tres presidentes ungidos en las urnas desde 1996 fueron incapaces de culminar sus mandatos y fueron derrocados ora por el Congreso, ora por golpes de Estado precipitados por revueltas sociales.
En ese marco preocupante, la votación de este domingo transcurrió sin contratiempos o indicios de fraude, según el gobierno y la misión observadora de la Organización de Estados Americanos (OEA).
La misión había sido duramente cuestionada por Correa, que pidió el relevo del ex canciller argentino Rafael Bielsa como jefe veedor del organismo, acusándolo de ocultar “maniobras de fraude” y apoyar a un candidato que no identificó.
Al inicio de las votaciones, el presidente Alfredo Palacio garantizó que el resultado sería respetado, mientras que Bielsa reportó “problemas típicos de cualquier proceso” que a su juicio no incidirán en la decisión final.
Además de presidente y vicepresidente, los 9.2 millones de ecuatorianos convocados a las urnas designaron 100 diputados para el Congreso unicameral, cinco parlamentarios andinos, 67 consejeros provinciales y 674 concejales municipales.