Internacionales

Gobierno de Oscar Arias acumula problemas

* Se le amontonan protestas, huelgas y controversias en sus primeros cinco meses de gobierno

Una huelga programada de dos días a partir del lunes para protestar por el acuerdo de libre comercio con Estados Unidos, un decreto para permitir el comercio de armas, un vicepresidente cuyo hermano está relacionado con un narco preso: a Oscar Arias se le acumulan los problemas en sus primeros cinco meses de gobierno.
Organizaciones sindicales, de educadores, ecologistas, campesinos y otros sectores sociales y políticos, anunciaron que irán los días 23 y 24 de octubre próximos a un paro para tratar de impedir la ratificación legislativa del tratado de libre comercio entre Centroamérica y Estados Unidos (TLC).
Al mismo tiempo, el sindicato de trabajadores portuarios de Limón, el principal puerto del país, en el Caribe, mantiene un movimiento de protesta desde hace 19 días para tratar de impedir que el gobierno de los muelles en concesión a una empresa privada, entorpeciendo severamente la actividad comercial del país que se realiza por ese puerto en un 80%.
El martes pasado, la ministra de Salud, Luisa Ávila, debió acudir al Congreso para explicar la existencia de un decreto, suscrito por ella conjuntamente con el presidente Arias, en el cual se reglamenta la producción de armamento de todo tipo, incluyendo armas de guerra y material atómico.
La ministra aseguró que el reglamento es un requisito para cumplir con normas internacionales de salud, pero que de ninguna manera compromete al gobierno a aceptar que en el país se fabriquen o comercien armas de guerra.
Sin embargo, diputados opositores insistieron en que ese decreto coincide con el interés de la transnacional estadounidense Raytheon Company, que provee de equipos militares al Pentágono, de instalar una planta en Costa Rica, para lo cual se inscribió legalmente en el país y compró un terreno en la occidental provincia de Puntarenas.
La controversia trascendió internacionalmente y agravó el conflicto interno luego de que el periódico oficial cubano “Gramma” se hizo eco de las críticas de los opositores costarricenses, lo que provocó el enojo del presidente Arias, quien asegura que jamás permitiría el uso del territorio para actividades de tipo militar.
Los críticos aseguran que el polémico reglamento está relacionado con el tratado de libre comercio con Estados Unidos, que en uno de sus anexos prevé el libre comercio de armas, incluidas las de guerra.
El diputado Oscar López, del Partido Accesibilidad sin Exclusiones (PASE), argumentó que, al contrario de lo que hizo Costa Rica, países con tradición militar como Guatemala, El Salvador y Honduras, no aceptaron la inclusión de esa cláusula en el tratado comercial con Estados Unidos.
“Costa Rica, el país sin ejército, el país del Premio Nobel de la Paz que anda hablando del desarme mundial, negoció en el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos abrirse a la producción de armas”, denunció López.
Arias, Nobel de la Paz 1987 por sus contribuciones a la pacificación de Centroamérica, es impulsor ante las Naciones Unidas de un proyecto de convenio internacional para regular la producción y el tráfico de armas en el mundo.
Este caso sacudió al país cuando aún no se han apagado los ecos de otro escándalo, en que se vio envuelto el legislador oficialista Federico Tinoco, cercano a Arias, quien fue denunciado de acoso sexual por una funcionaria del Congreso, por que el directorio legislativo nombró una comisión que investiga la denuncia.
Esta semana, un nuevo escándalo estalló en el entorno del mandatario, cuando la prensa destapó presuntos vínculos de un hermano del vicepresidente Kevin Casas con el presunto capo del narcotráfico el cubano George Nayor, preso en Estados Unidos.
Nayor fue detenido en El Salvador hace un mes y deportado a Estados Unidos, luego de que el presidente Antonio Saca lo señalara como el cabecilla de un plan para asesinarlo.
En Costa Rica, Nayor, presuntamente posee una cuenta bancaria por 15 millones de dólares, según informes provenientes de El Salvador, lo cual no ha sido confirmado en este país.
Las autoridades judiciales investigan los nexos de Nayor con personas del país, en donde estuvo en 10 ocasiones con documentos falsos, según la oficina de Migración y Extranjería.