Internacionales

Chávez suaviza campaña


El presidente venezolano Hugo Chávez dio un giro a su campaña por la reelección presidencial en los comicios del tres de diciembre, suavizando consignas y mezclando en su vestimenta el tradicional rojo encendido por un menos impactante azul celeste buscando consolidar su base electoral.
La nueva estrategia se puso de manifiesto esta semana con una cuña televisiva en la que un Chávez, vestido de azul, pide a los venezolanos “tu voto por amor”.
“Necesito tu voto, tu voto por amor”, dice Chávez luego de un mensaje donde destaca que “se hizo pintor por amor al árbol, al río”; soldado “por amor a la Patria” y “por amor al pueblo me hice presidente”.
El mensaje se repite en avisos publicados este miércoles en la prensa venezolana.
“Mensaje de amor para el pueblo de mi Venezuela”, titula el aviso en el que se aprecia un Chávez mirando al cielo también vestido de azul que dice: “Aún hay mucho por hacer. Necesito más tiempo”.
La estrategia también incluye nuevas consignas, afirma este miércoles el diario Últimas Noticias, citando fuentes del comando de campaña del candidato presidente.
“Chávez, victoria de Venezuela”, será la consigna central combinada con la tradicional “¡Uh, ah, Chávez no se va!”, popularizado por las protestas contra el golpe opositor que lo sacó del poder por 47 horas en abril de 2002, agrega el tabloide.
“No es un cambio en la estrategia, es una arista nueva que complementa la estrategia principal”, dijo a la AFP el director de la firma encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León.
Explicó que hasta ahora Chávez había enfocado su campaña en dos temas: las misiones o programas sociales y la soberanía nacional, tema en el que considera “se le pasó la mano” en las últimas semanas y, ahora, busca conectores emocionales con su propia base, sobre todo la que no se define chavista pero vota por él, para “calmarlos”.
Además, aseveró que con este giro “sustituye lo que usualmente hacen los políticos: salir a la calle, dar la cara, cargar niñitos, Chávez no puede (hacerlo porque), es un presidente y además polarizante, no es fácil (para él) visitar barrios en este momento”, entonces “sustituye eso por este discurso extremo donde cruza frontera hacia lo ridículo, pero asume ese riesgo”.
“Es un mensaje extremadamente emocional (...) pero no es un mensaje dirigido a la clase media sino al estrato pobre tratando de calmarlos, y no opera en ellos la misma evaluación que hacen analistas más sofisticados o población de alto nivel”, agregó.
El director de Datanálisis estima que este giro “no significa que (Chávez) va a dejar de lado el discurso intenso, (éste) se va a mantener complementado” con el otro de conexión emocional.
Por lo pronto, el giro generó reacciones inmediatas de sus opositores políticos que se mofaban del nuevo mensaje de Chávez, así como de sectores económicos y religiosos que también le adversan.
El presidente de Conindustria, Eduardo Gómez Sigala, declaró que el cambio debería traducirse en darle participación al sector que representa en la toma de decisiones y en generar empleos.
“Esa es la mejor expresión de amor para los venezolanos, que le permitan poder trabajar en posiciones estables y rentables”, dijo Gómez Sigala a la emisora Unión Radio.
“Ojalá ésta sea una verdadera conversión y que entienda que sembrando odio sólo recogerá tempestades”, dijo por su parte el monseñor Roberto Lückert, miembro de la Conferencia Episcopal Venezolana y fuerte crítico del presidente.
Chávez aglutina el 58% de la intención de votos contra 17% del principal candidato opositor, Manuel Rosales, según la encuesta de la firma Datanálisis del mes de agosto.
Rosales, gobernador del petrolero Estado de Zulia (occidente), usa el azul en sus propagandas y busca los votos con la consigna “atrévete” a cambiar.