Internacionales

Bush dice que no atacará Corea del Norte

Advierte, sin embargo, que ha pedido al Consejo de Seguridad de la ONU que imponga “duras medidas” al régimen comunista norcoreano para garantizar la paz mundial.

El presidente estadounidense, George W. Bush, afirmó esta mañana que su país no tiene planes de atacar Corea del Norte y que confía en la diplomacia internacional para encontrarle una solución a la crisis desatada por la nación asiática, que esta semana anunció el inicio de pruebas con armas nucleares.
“No toleraremos una Corea del Norte nuclear”, dijo Bush en una conferencia de prensa realizada esta mañana en la Casa Blanca, en la que recalcó sus esperanzas de encontrar una solución diplomática a las amenazas del gobierno estalinista de Corea del Norte de mantener su armamento nuclear a pesar de las críticas de las potencias occidentales, que han amenazado con recrudecer las medidas de embargo a la nación asiática.
“La diplomacia es un proceso difícil”, afirmó el mandatario estadounidense, citado por The New York Times. Bush pidió a la comunidad internacional y al Consejo de Seguridad de la ONU que imponga “duras sanciones” al régimen comunista norcoreano y que se tomen las “medidas necesarias” para mantener la paz y la seguridad mundial, según informa elmundo.es.
Desfiando las advertencias internacionales, el gobierno norcoreano anunció este lunes que había concluido con éxito su primer ensayo nuclear subterráneo, acontecimiento que calificó de “histórico”. El anuncio generó una ola de críticas y condena a nivel internacional, principalmente por Japón, que se siente amenazado con los ensayos, por su cercanía geográfica a Corea del Norte.
A inicios de octubre, el régimen comunista advirtió al mundo que realizaría sus pruebas nucleares, que según el Gobierno coreano se justifica dada "la extrema amenaza de Estados Unidos de desencadenar una guerra nuclear".
Bush ha calificado de “intolerable” la prueba nuclear norcoreana, pero reafirmó que EEUU “permanecerá comprometido con la vía diplomática”, a la vez que agradeció a sus aliados el rechazo a la iniciativa de Corea del Norte y el apoyo para encontrar una solución a las tenciones diplomáticas desatadas por el país asiático.
Mientras tanto, el Gobierno norcoreano advirtió esta mañana que la decisión de llevar a cabo otra prueba nuclear dependerá de la política de Estados Unidos, según declaraciones hechas por el número dos del régimen norcoreano, Kim Yong-Man, según informa AFP.