Internacionales

Corea del Norte desafía al mundo

Pese a las múltiples advertencias internacionales, el régimen estalinista de Corea del Norte llevó a cabo su amenaza de iniciar prácticas nucleares y lanzó hoy una bomba atómica, en un hecho considerado “histórico” por el régimen. Expertos militares rusos creen que la bomba atómica norcoreana tiene una potencia de "cinco a 15 kilotones".

En abierto desafío a las advertencias internacionales, Corea del Norte realizó este lunes un primer ensayo nuclear subterráneo, calificado de "acontecimiento histórico" por el régimen comunista, aunque ha suscitado una oleada de condenas en el mundo. El ensayo nuclear tuvo lugar en el mismo momento en que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, iniciaba en Seúl una cumbre histórica.
"El ensayo nuclear fue realizado con un éxito de 100% de nuestra sabiduría y tecnología", indicó este lunes la agencia oficial norcoreana KCNA. "Nuestro centro de investigación científica procedió con éxito y en forma segura a un ensayo nuclear subterráneo el 9 de octubre de 2006", agregó KCNA, que afirmó que la prueba no generó ninguna emisión radiactiva.
El régimen comunista de Pyongyang había advertido el 3 de octubre de su intención de efectuar un ensayo nuclear, justificándolo por "la extrema amenaza de Estados Unidos de desencadenar una guerra nuclear". Corea del Norte se declaró en febrero de 2005 la octava potencia nuclear del mundo, tras Estados Unidos, Rusia, Francia, Gran Bretaña, China, India y Pakistán, aunque Pyongyang nunca lo había confirmado mediante un ensayo.
El régimen estalinista considera que la prueba "marca un acontecimiento histórico, ya que alienta vivamente (...) al Ejército Popular coreano y al pueblo, que deseaban disponer de una capacidad de defensa poderosa e independiente". "Contribuirá a defender la paz y la estabilidad en la península coreana y en la región", aseguró KCNA.
Críticas internacionales
Pero el ensayo provocó una inmediata ola de condenas en todo el mundo e incluso China, estrecho aliado del régimen norcoreano, expresó su "firme oposición" a un ensayo efectuado de "manera desvergonzada". El presidente estadounidense, George W. Bush, consideró el ensayo norcoreano una "provocación" y una "amenaza" para la paz internacional, por lo que reclamó una "respuesta inmediata del Consejo de Seguridad de la ONU, que inició una reunión de urgencia a puerta cerrada para tratar el asunto, en la que además se designó como próximo secretario general de la ONU, en sustitución de Kofi Annan, al ministro surcoreano de Relaciones Exteriores, Ban Ki-Moon.
Antes, durante una conversación telefónica entre Bush y Abe, Estados Unidos y Japón acordaron llevar a cabo "una acción decisiva" en el Consejo de Seguridad, según el ministerio japonés de Relaciones Exteriores. En Moscú, el Kremlin anunció que el presidente ruso, Vladimir Putin, que deploró el "perjuicio enorme" causado al régimen de no proliferación nuclear por el ensayo norcoreano, se había entrevistado con Bush y ambas partes coincidieron en "coordinar las acciones" sobre este asunto.
La Unión Europea estimó la prueba "inaceptable" y Gran Bretaña la calificó de "totalmente irresponsable", al tiempo que pidió una "respuesta vigorosa". Alemania opinó que Pyongyang "continua por un camino equivocado hacia un mayor aislamiento". En Bruselas, el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, condenó la prueba nuclear y pidió una reunión de urgencia de los embajadores de los países miembros de la Alianza del Atlántico Norte.
India y Pakistán, dos potencias nucleares que no han suscrito el Tratado de No Proliferación (TNP), también condenaron a la prueba nuclear de Pyongyang. El presidente surcoreano, Roh Moo-Hyun, prometió reaccionar "de manera severa" y habló de una "seria amenaza no sólo para la península coreana, sino para la región".
El régimen estalinista de Corea del Norte llevó a cabo su amenaza pese a las múltiples advertencias internacionales. El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el viernes una declaración no coercitiva que exige a Corea del Norte volver a las conversaciones multilaterales sobre su programa nuclear y renunciar al ensayo.
El ministro ruso de Defensa, Serguei Ivanov, estimó que la bomba atómica norcoreana tenía una potencia de "cinco a 15 kilotones". Los servicios de inteligencia surcoreanos creen que el ensayo se realizó en un túnel horizontal excavado en una colina de la región de Hwadaeri, cerca de la ciudad de Kilju, en la provincia de Hamgyong, a unos 300 kilómetros al oeste de la capital.
Según la agencia surcoreana Yonhap, que cita a los servicios de inteligencia, se han observado actividades anormales en una región accidentada de Corea del Norte, lo que podría indicar que se prepara un segundo ensayo. Corea del Norte puede disponer de 30 ó 40 kilos de plutonio, suficiente para fabricar siete bombas atómicas, declaró el responsable de los servicios de inteligencia surcoreanos.