Internacionales

Guerra entre mineros en Bolivia

Los enfrentamientos entre mineros se producen cuerpo a cuerpo, a tiros, con palos, e incluso con detonación de cartuchos de dinamita para hacerse con el control de una mina estatal.

Al menos doce mineros murieron y 57 resultaron heridos hoy en un choque "armado" entre dos grupos de mineros afines al presidente Evo Morales, por el control de una mina estatal de estaño en el pueblo de Huanuni, en el departamento andino de Oruro. El enfrentamiento aún continúa, con uso de armas de fuego y cartuchos de dinamita, por lo que el Gobierno pidió a los mineros detenerse y anunció el envío inmediato una comisión de ministros que buscará la pacificación de Huanuni
"Tenemos alguna información que estamos recibiendo de diversas fuentes, de que habrían entre cuatro a seis muertos y más de dos decenas de heridos", afirmó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, en una rueda de prensa en La Paz, la capital boliviana.
Los choques en Huanuni, a 288 kilómetros al sureste de La Paz, comenzaron esta mañana cuando cooperativistas mineros tomaron parte de la mina de estaño de la empresa estatal Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y se enfrentaron a sus trabajadores. Quintana dijo que el Ejecutivo ordenó un repliegue parcial de una patrulla del Ejército que estaba en el lugar, para evitar más violencia y ante el hostigamiento que sufría de parte de los mineros.
"Invocamos a los cooperativistas y a los mineros sindicalizados a deponer esta actitud irracional e insensata, que está segando la vida de nuestros compatriotas", dijo Quintana, y pidió a los pobladores de Huanuni no salir a las calles hasta que llegue la comisión oficial.
El presidente de la Asamblea de Derechos Humanos de Bolivia, Guillermo Vilela, había anunciado poco antes que Quintana que había al menos cuatro muertos y 25 heridos. Un dirigente minero precisó que dos de los muertos eran trabajadores de la mina, uno cooperativista y el cuarto un agente del orden, aunque no sabía si policía o militar.
"Es una lástima lo que ha acontecido por descuido del gobierno. Tenemos información de que son cuatro muertos y 25 heridos, y la situación todavía sigue en plena confrontación", dijo Vilela.
Los choques continúan esta tarde cuerpo a cuerpo, a tiros, con palos, e incluso con detonación de cartuchos de dinamita en las áreas de trabajo de la empresa estatal y en las calles de Huanuni, según informes periodísticos. La confrontación entre esos dos grupos por el control de minas del Estado tiene varios años, pero hasta ahora no se había presentado con tanta violencia. Los mineros asalariados han sido afines a Morales, aunque últimamente son críticos con el gobierno, al que acusan de preferir a los cooperativistas.
La comisión que viaja a Huanuni la integran Quintana y sus colegas de Gobierno, Alicia Muñoz; Trabajo, Alex Galvez, Minería, Wálter Villarroel, ex presidente de los cooperativistas mineros.
Los cooperativistas y los mineros asalariados, cada sector por su lado, bloquearon en septiembre pasado las carreteras más importantes de Bolivia, para exigir al gobierno que atendiera sus demandas. Los cooperativistas cortaron varios días las carreteras del occidente andino y, con ellas, las comunicaciones entre La Paz y las fronteras con Chile y Argentina. Los de Huanuni, a su vez, cerraron la principal vía que comunica a las mayores ciudades andinas, La Paz y El Alto, con la central Cochabamba y la oriental Santa Cruz. En ambos casos el gobierno envío al vicepresidente, Alvaro García Linera, y a varios ministros, que aceptaron las peticiones de los bloqueadores para poner fin a las protestas.