Internacionales

Bush otorga fondos para construir muro


WASHINGTON / EFE -El presidente de EU, George W. Bush, promulgó ayer miércoles una ley que asigna parte de los fondos para la construcción de muros en la frontera con México, lo que, según él, frenará la entrada de inmigrantes indocumentados y terroristas.
“Si la gente sabe que serán detenidos y deportados por entrar ilegalmente, se reducirán las posibilidades de que entren ilegalmente en primer lugar”, dijo Bush al firmar la ley de gastos para el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para el año fiscal 2007, durante una ceremonia en Scottsdale (Arizona).
“Esta legislación nos dará mejores herramientas para hacer cumplir nuestras leyes de inmigración y para resguardar nuestra frontera sur”, argumentó el mandatario estadounidense.
La “buena ley”, como la calificó Bush, forma parte de los esfuerzos del Gobierno de EU por atajar el problema de la inmigración ilegal, un asunto que ha cobrado mayor fuerza conforme se acercan los comicios legislativos del próximo siete de noviembre.
Esta ley de gastos, de cerca de 34.000 millones de dólares y aprobada por el Congreso de EU la semana pasada, no es, sin embargo, la que autoriza la construcción de un doble muro de más de 1.126 kilómetros en varios tramos de la frontera con México.
Una fuente de la Casa Blanca dijo a EFE que aún no hay fecha fija para la promulgación de la llamada “ley del muro”, aprobada también la semana pasada, pese a la oposición de los demócratas y de algunos republicanos.
Bush ha dejado entrever que firmará la ley, aunque también ha insistido en que prefiere una reforma, con base a las realidades económicas del país y que incluya un plan de trabajadores huéspedes y la legalización de buena parte de la población clandestina.
La “ley del muro” no asigna fondos para la construcción de las barreras --provendrán de los gastos operacionales que recibirá el DHS--, y varios analistas dudan de que el muro logrará concretarse en su totalidad, en parte por la accidentada topografía del área.
La ley firmada incluye 1.200 millones de dólares para la construcción de muros y barreras en la franja fronteriza, y más fondos para la contratación de cerca de 1.500 agentes de la Patrulla Fronteriza.
El costo del muro se calcula entre 2.000 y 9.000 millones de dólares, por lo que los fondos aprobados para el DHS se quedan muy cortos en opinión de los observadores.
No obstante, la “ley del muro” ha causado fricciones en las relaciones bilaterales con México, país que cifró sus esperanzas en la aprobación de una reforma migratoria este año.
Las autoridades mexicanas emitieron el lunes una nota diplomática en la que se quejaron del muro y el Gobierno estadounidense ha dicho que la revisará “muy cuidadosamente”.
La idea del muro también ha suscitado fuertes reacciones de rechazo por parte de la Conferencia de Obispos Católicos de EU, líderes empresariales y grupos pro-inmigrantes que exigen una reforma migratoria integral.
Acompañado de líderes republicanos y de la gobernadora de Arizona, Janet Napolitano, Bush afirmó que los fondos para mejorar la vigilancia en la frontera sur --con muros, barreras y tecnología militar-- constituyen una medida disuasoria contra la inmigración ilegal.
Esta ley “nos ayudará a desplegar equipos para detectar armas nucleares en los puertos de entrada, mejorar las normas de seguridad en las plantas químicas nacionales, proteger a las ciudades estadounidenses de las armas de destrucción masiva y frenar a los terroristas que pretenden entrar a nuestro país”, enfatizó Bush.
El mandatario realiza una gira de tres días por el oeste del país en apoyo de los candidatos republicanos en los comicios legislativos. Se trata de la decimoquinta visita que hace a Arizona desde que asumió la presidencia en 2001.
Bush escogió Arizona porque incluye algunos de los puntos más frecuentados por los “coyotes” que cobran a los inmigrantes enormes sumas por cruzar ilegalmente hacia Estados Unidos.