Internacionales

Secuestra avión para no servir al ejército turco


ANKARA/ EFE -El secuestrador del avión turco, identificado como Hasan Ekinci, pidió asilo político a las autoridades italianas, según informó el ministro turco de Transporte, Binali Yildirim, citado por la televisión turca NTV.
El secuestrador se entregó a las autoridades italianas tras haber puesto en libertad a todos sus pasajeros, sin que alguno sufriera daños, según confirmó el director general de Aviación turco, Temel Kotil.
El gobernador de Estambul, Muamer Guler, había identificado al secuestrador del avión como Hasan Ekinci, la misma persona, según NTV, que envió una carta al Papa para que lo ayudara a no hacer el servicio militar.
La emisora dio a conocer el contenido de esa carta, que Ekinci, que se declara cristiano y pacifista, envió en agosto pasado al Papa Benedicto XVI para pedirle ayuda.
De confirmarse estos datos, desmienten la información transmitida previamente por otros medios turcos, que aseguraban que el secuestro de este aparato de las líneas aéreas turcas había sido en protesta por la próxima visita del papa Benedicto XVI a Turquía.
Además, esos medios habían hablado de dos secuestradores, mientras que ahora parece que sólo hay uno.
En la misiva escrita por Ekinci, éste le dice al Sumo Pontífice que "él asiste a una iglesia desde 1998 (supuestamente como converso al cristianismo) y que como un buen cristiano no tiene deseo de servir en un ejercito musulmán", indica la emisora.
Ekinci explica en su carta que ha vivido en un campo de refugiados del Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU (Acnur) en un país amigo de Turquía que desea entregarlo a las autoridades turcas, agrega la NTV.
Según la televisión, la policía militar turca lo esperaba en el aeropuerto de Estambul para llevarlo inmediatamente a hacer el servicio militar, y por ese motivo decidió secuestrar el aparato que había partido desde Tirana.
La NTV informó también que algunos pasajeros de la nave lograron hablar por teléfono con sus familiares después de que el secuestrador se lo permitiera, como confirmó el albanés Elban Hoxa, entrevistado por la cadena después de haber podido hablar con su madre, que iba en el avión.
"Parece que el secuestro tiene que ver con el papa Benedicto XVI", dijo Hoxa, declaraciones que hicieron correr el rumor de que este secuestro tenía relación con las polémicas declaraciones del Papa.
El secuestro del avión se produce antes de la vista del Papa a Turquía, que estaba prevista para el próximo día 28 de noviembre y después de sus polémicas declaraciones pronunciadas el pasado 12 de septiembre sobre el Islam y el profeta Mahoma.