Internacionales

Bush "conmocionado" por escándalo de legislador


WASHINGTON/EFE -AFP -El presidente de EU, George W. Bush, se declaró "conmocionado y consternado" por el escándalo protagonizado por el legislador republicano Mark Foley, que envió mensajes sexuales explícitos a becarios menores de edad.
En declaraciones desde California, donde se encuentra para participar en una serie de actos de recaudación de fondos a favor del partido Republicano, Bush aseguró que está "asqueado" por el comportamiento de Foley, que dimitió el viernes pasado tras doce años en la Cámara de Representantes.
"Me sentí conmocionado y consternado al conocer el comportamiento inaceptable del congresista Foley", aseguró el presidente en un acto en la escuela primaria George W. Bush en Stockton (California).
"Me sentí asqueado por la revelación, y decepcionado porque (Foley) hubiera violado la confianza de los ciudadanos que le eligieron para el cargo", agregó.
Bush expresó su apoyo al llamado del presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Dennis Hastert, para que se efectúe una investigación exhaustiva sobre los hechos.
"Esta investigación debería ser minuciosa, y cualquier violación de la ley debería llevarse ante la Justicia", insistió el presidente.
Aunque tanto los legisladores demócratas como el periódico conservador "The Washington Times" han exigido la dimisión de Hastert, al considerar que los republicanos "taparon" el comportamiento de Foley, Bush expresó su confianza en el presidente de la Cámara, al que describió como un "padre, un maestro, un formador".
Foley, que representaba a un distrito del sur de Florida, renunció a su cargo el viernes después de que saliera a la luz una serie de mensajes electrónicos de contenido sexual explícito que dirigió a becarios adolescentes en el Congreso.
El escándalo ha sido una distracción inoportuna para los republicanos, que pensaban iniciar su campaña electoral enfocada en sus logros respecto a la lucha antiterrorista y a la seguridad nacional, entre otros asuntos.
El lunes, Hastert denunció durante una rueda de prensa los mensajes "viles y repulsivos" que Foley presuntamente envió a adolescentes que trabajaban para varios congresistas en calidad de ujieres o mensajeros.
Al parecer, el presidente de la Cámara y otros republicanos estaban al tanto del comportamiento de Foley con los estudiantes desde hace varios meses.
Republicanos podrían abstenerse de votar
El escándalo sexual que llevó a la renuncia de un prominente legislador republicano en Estados Unidos e irritó al presidente George W. Bush, hace temer al partido que los electores conservadores se abstengan de votar en los cruciales comicios legislativos de noviembre.
Las sorprendentes revelaciones de que el veterano congresista republicano acosó sexualmente a asistentes menores de edad del Congreso, antes de renunciar la semana pasada, podrían dejar a muchos conservadores con pocas ganas de votar, lo que podría ayudar a la oposición demócrata a recuperar la mayoría en el Congreso.
Los electores conservadores, cuyo voto por lo general es motivado por "cuestiones morales" como la prohibición del aborto y del matrimonio homosexual, se han mostrado disgustados por el escándalo.
El reemplazo de Foley como candidato por Florida, Joe Negron, aceptó que sería difícil mantener la preferencia de los electores en su distrito, aunque mantiene la esperanza de poder convencer a los votantes de ser fieles con el partido.
"Todos en este distrito están conmocionados y fastidiados por lo que pasó", dijo Negron. "Les pido a los electores que me den una oportunidad".
Foley renunció abruptamente al Congreso el viernes luego de que se divulgara que envió correos electrónicos y mensajes instantáneos con contenido sexual a un pasante de 16 años.
El FBI inició "una evaluación para determinar si hubo alguna violación de la ley federal", dijo el portavoz Stephen Kodak el domingo a la AFP. La investigación fue solicitada por Hastert.
Foley codirigió la comisión del Congreso para Niños Desaparecidos y Explotados, y recientemente propuso una ley para reducir la pornografía infantil en internet.
La renuncia de Foley, candidato para las legislativas, perjudica a la mayoría republicana en el Congreso, cuando la oposición demócrata podría obtener la mayoría parlamentaria en las elecciones legislativas de noviembre, según varias encuestas.
El candidato demócrata por Florida, Tim Mahoney, quien se espera consiga la victoria, también ha expresado su indignación moral por el escándalo. "Creo que su confesión lo descalifica para ocupar cargos públicos", dijo este martes a medios locales.
Mientras, los líderes demócratas en Washington tampoco dejaron pasar la oportunidad de criticar el escándalo como un símbolo de la falta de moral y ética entre los líderes republicanos, varios republicanos se cubrieron.
El líder de la mayoría en la Cámara baja, John Boehner sugirió que sus manos están limpias, asegurando a una cadena televisiva que "es su responsabilidad (de Foley)".
Pero el senador John Cornyn dijo que sería injusto si los republicanos pagan el precio por el mal comportamiento de Foley.