Internacionales

Secuestran avión en protesta por declaraciones de Ratzinger

Los secuestradores del avión turco están dispuestos a entregarse y liberar a los pasajeros, siempre y cuando les permitan enviar un mensaje a Benedicto XVI.

Un avión de la línea aérea turca, con 113 pasajeros a bordo, fue secuestrado esta mañana –hora de Nicaragua- por al menos dos personas en protesta por la visita de Benedicto XVI a Turquía y por las recientes declaraciones del Pontífice sobre el Islam, religión que relacionó con la violencia. El avión fue obligado a aterrizar por la fuerza aérea italiana en el aeropuerto de una ciudad del sur de Italia. Según la AFP, los secuestradores están dispuestos a liberar los pasajeros.
“No son agresivos y está dispuestos a liberar los pasajeros", declaró Salvatore Sciacchitano, vicedirector general de la aviación civil italiana. Sin embargo, los secuestradores han puesto sus condiciones. Según Sciacchitano, liberarán a los pasajeros a cambio de poder entregar un mensaje al papa Benedicto XVI.
Benedicto XVI deberá visitar Turquía del 28 al 30 de noviembre, un viaje delicado después de la ola de polémicas y críticas suscitadas por la disertación pronunciada por el pontífice sobre el Islam y la violencia. Hasta el momento no se conoce si la policía accederá a las demandas de los secuestradores.
El avión secuestrado pertenece a la compañía Turkish Airlines (líneas aéreas turcas) y fue raptado cuando sobrevolaba Grecia. La nave fue interceptada por dos aviones de caza F16 italianos que la obligaron a aterrizar en Brindisi, en el sur de Italia. El avión trasladaba a un total de 113 personas, de ellas 107 pasajeros y el resto tripulación, informó Sciacchitano.
Un plan de seguridad para los casos de terrorismo internacional fue inmediatamente adoptado por las autoridades italianas, por lo que el aeropuerto fue cerrado al tráfico aéreo y toda la zona está siendo vigilada por las fuerzas del orden. Según el canal de información por televisión Sky Italia, los secuestradores están dispuestos a entregarse.