Internacionales

Mencionan a colombianos en complot contra Chávez

* Son legisladores, pero niegan nexos con jefe paramilitar

Tres senadores oficialistas colombianos negaron este domingo tener nexos con un jefe paramilitar de ultraderecha acusado de varias masacres y de conspirar contra el mandatario venezolano Hugo Chávez, como lo sospecha la Fiscalía.
Los legisladores Zulema Jattin, Dieb Maloof y David Char, mencionados en una investigación por presuntos vínculos con el desmovilizado paramilitar Rodrigo Tovar, alias “Jorge 40”, rechazaron los señalamientos, que también salpican al senador independiente Álvaro García y al ex congresista Vicente Blel.
Jattin, ex presidenta de la Cámara de Representantes, señaló que su caudal electoral está fuera de la zona donde operaba Tovar, y recordó que los paramilitares la secuestraron en octubre de 2000. “No tengo ningún vínculo con las autodefensas en ninguna región”, sostuvo.
“Pero creo que lo pertinente es que sea la Corte Suprema de Justicia la que proceda a investigar”, añadió la senadora del partido de “La U”, el principal de la coalición del presidente Álvaro Uribe.
Maloof tildó de falsas las sindicaciones y dijo que no son nuevas. “Puedo asegurar por mi familia y mis hijos que no tengo nada que ver. Más que decir esas cosas, la Fiscalía debería aclarar la situación para que esto se acabe de una vez por todas. Tengo mi conciencia tranquila”, aseguró.
“La Corte Suprema dijo que no encontró justificación para que le hayan enviado esos documentos y los devolvió a la Fiscalía. No halló méritos para investigarme”, se defendió a su vez Char.
Maloof y Char integran los partidos “Colombia Viva” y “Cambio Radical”, respectivamente, también de la coalición de Uribe.
La Fiscalía remitió un expediente sobre el caso a la Corte Suprema --juez de los congresistas-- para que investigue si los cuatro senadores y el ex parlamentario tienen nexos con “Jorge 40” y si éste financió sus campañas al Congreso, revelaron el fin de semana los periódicos El Espectador y El Tiempo.
El caso involucra a otros políticos de la costa Caribe, donde actuaba Tovar, a quien un ex funcionario del servicio secreto colombiano (DAS) --preso bajo cargos de borrar expedientes de criminales-- vinculó con un presunto complot contra Chávez, por parte de opositores venezolanos y agentes del organismo de seguridad.