Internacionales

Oleada de ataques deja 10 muertos en Irak

La policía encontró en la capital un total de once cadáveres de hombres asesinados con un tiro en la cabeza, y con señales de tortura.

Al menos diez personas fallecieron y otras 32 resultaron heridas hoy en una oleada de ataques y atentados perpetrados en Bagdad y otras dos zonas de Irak, informaron fuentes de seguridad locales.
La cadena de atentados en la capital comenzó esta mañana con el estallido de un coche bomba en la calle Rabieh, en el oeste de la capital, donde se cobró la vida de un civil y las heridas de otros cuatro.
Objetivo era patrulla de EEUU
El atentado tenía como objetivo una patrulla estadounidense, explicaron las fuentes que no revelaron si entre los heridos figuraban militares norteamericanos.
Según relato, la explosión destruyó cinco automóviles y causó daños de consideración en el edificio que ocupa la cadena de televisión por satélite iraquí Al Rafidein.
Las mismas fuentes afirmaron que una persona perdió la vida y otras cinco resultaron heridas, entre ellas dos policías, por el estallido de una artefacto explosivo cerca de un vehículo de las fuerzas de seguridad, en la zona de Al Rusafa, en la ribera este del río Tigris, en Bagdad.
Un incidente similar, que tuvo como blanco una patrulla militar estadounidense-iraquí, dejo siete civiles heridos en el barrio de Al Azemiya, en el norte de la capital.
Explosión de bomba
Mientras que cinco iraquíes están heridos de diversa gravedad por la explosión de una bomba en la avenida Al Saadun, en el centro de esa metrópolis, informaron portavoces policiales.
Además, indicaron que un grupo de hombres armados irrumpió en una tienda comercial del barrio de Al Mansour, en el oeste de Bagdad, y acribillaron al dueño.
Torturados
Por otra parte, la policía halló en la capital un total de once cadáveres de hombres asesinados con un tiro en la cabeza, y con señales de tortura, y algunos de ellos maniatados.
Asimismo, la explosión de un coche bomba en Faluya, 50 kilómetros al oeste de Bagdad, acabó esta mañana con la vida de cuatro iraquíes e hirió a seis más, informaron fuentes policiales.
Explicaron que el automóvil cargado con explosivos estalló en el mercado popular de Rasafa, en el centro de Faluya, considerada uno de los principales bastiones de la insurgencia iraquí.
Las fuentes manifestaron que las investigaciones preliminares han descubierto que la explosión ocurrió antes de lo previsto por sus autores y que tres hombres armados que se encontraban en el interior del vehículo fallecieron al instante. La otra víctima mortal fue una mujer que pasaba por el lugar del atentado, añadieron.
Mientras que en la localidad de Meqdadiya, 90 kilómetros al noreste de la capital, un artificiero y dos agentes de seguridad murieron por el estallido de un artefacto que intentaban desactivar, informó un portavoz de la oficina de seguridad de esa provincia.
Secuestro
Por su parte, un grupo de hombres armados secuestró a 26 trabajadores de una fábrica de alimentos precocinados situada en el oeste de Bagdad, informaron fuentes del Ministerio de Interior.
Los secuestradores llegaron a las instalaciones vestidos de civiles y en tres vehículos, uno de ellos de las fuerzas de seguridad del Ministerio de Interior.
El grupo de hombres armados introdujo a los trabajadores en cuatro camiones de transporte de productos congelados y en otros dos vehículos pertenecientes a la empresa y se los llevó a un lugar desconocido.