Internacionales

Crece tensión en estado mexicano de Oaxaca

* Se profundiza polarización social en uno de los estados más pobres de México

OAXACA, México / AFP
Los empresarios del sureño estado mexicano de Oaxaca iniciaron el jueves un paro de 48 horas en rechazo a una protesta de maestros y la izquierda que mantiene paralizada la capital provincial desde hace 130 días, mientras el gobierno federal admitió el uso de la fuerza para acabar con el conflicto.
La protesta empresarial profundizó la polarización social en uno de los estados más pobres de México, de 3.6 millones de habitantes, cuya principal fuente económica es el turismo y el comercio.
Dirigentes empresariales sostuvieron que el paro de actividades económicas por 48 horas que iniciaron este jueves tuvo “una adhesión del 70%” de los 5,000 establecimientos convocados para la huelga, dijo el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados de Oaxaca, Javier Chavarría.
En cambio, la Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (APPO), que lidera la prolongada protesta opositora junto a los docentes y reclama la renuncia del gobernador del distrito Ulises Ruiz, sostiene que el paro de los patrones fracasó y su adhesión es de 50%, dijo uno de sus dirigentes, Florentino López.
“Vemos comercios, farmacias y tiendas de abarrotes abiertas por toda la ciudad”, afirmó. La huelga fue convocada por diversos organismos empresariales para exigirle a los gobiernos federal y estatal la solución al conflicto político que mantiene sin clases a más de un 1.3 millones de alumnos del estado, desde hace cuatro meses, y virtualmente paralizada a la capital provincial de 600,000 habitantes.
En tanto, al cumplirse la jornada 130 de las protestas de los docentes, el gobierno federal no descartó el uso de la fuerza para culminar el conflicto, aunque en caso de decidir el desalojo de las barricadas dijo que se hará con “medidas y límites”.
“Es evidente (que se trata) de una responsabilidad grave, que debemos de hacer uso de la fuerza pública con medida, con límites, con respeto a los derechos humanos, pero en la inteligencia de que se están exponiendo las vidas de los policías, que son vidas de mexicanos”, dijo el secretario de Gobernación (ministro del Interior), Carlos Abascal.