Internacionales

Violó a estudiantes y se suicidó

El hombre que secuestró ayer una secundaria de Colorado, violó a dos estudiantes que mantuvo secuestradas, antes de suicidarse.

El hombre armado que tomó ayer una escuela en Colorado, al oeste de Estados Unidos, violó a las estudiantes de secundaria que mantuvo como rehenes antes de disparar fatalmente contra una de ellas y suicidarse, informó la policía este jueves. El pistolero, quien fue identificado como Duane Morrison, de 54 años, tomó a seis estudiantes como rehenes en la escuela secundaria de Platte Canyon tras ingresar al complejo educativo al mediodía del miércoles, en Bailey, unos 55 km al sur de Denver, capital de Estado.
Antes del sangriento desenlace, liberó a cuatro rehenes y se quedó con dos estudiantes atrincherado en un aula de clases hasta que el equipo negociador de la policía decidió ingresar el lugar porque el atacante había roto el diálogo. El comisario del Condado Park, Fred Wegener, indicó que la policía aún estaba investigando los motivos que llevaron al atacante a cometer este asalto y reveló que algunas de las estudiantes fueron violadas.
"Hemos confirmado que realmente traumatizó y violó a nuestras niñas", dijo Wegener a la prensa tras precisar: "La agresión fue sexual". Los medios locales indicaron que en el bolso que Morrison había dicho que tenía una bomba habían encontrado juguetes sexuales. El comisario no quiso confirmar tales informaciones pero indicó que el contenido del bolso era "de naturaleza sexual". De acuerdo a la policía, Morrison tenía un historial criminal "muy menor" y no tenía antecedentes como violador.
Wegener, quien contuvo las lágrimas a lo largo de una conferencia de prensa tras el desenlace de este incidente, ocurrido en un poblado pequeño y tranquilo, dijo que decidieron ingresar al edificio donde estaba atrincherado el atacante tras enterarse por las rehenes liberadas de que habían sido violadas. "Fue por esto que tomé la decisión que tomé", reveló Wegener.
Morrison estaba armado con una pistola semi automática y un revólver, y una vez que se vio rodeado disparó a la policía, a su víctima y luego contra él, detalló Wegener. La estudiante, no identificada, murió luego de ser trasladada al hospital central St. Anthony de Denver.
Recuerdan Columbine
La toma de la escuela duró unas cuatro horas y fue seguida en vivo por una amplia cobertura en los medios estadounidenses, que temió una nueva masacre como la de 1999 en la escuela de Columbine, también en Colorado, cuando dos estudiantes abrieron fuego contra sus compañeros matando a 13 estudiantes antes de suicidarse.
Wegener, quien ha trabajado durante 36 años en la pequeña comunidad de Park County, admitió que la policía estaba conmovida por esta nueva tragedia que volvía a golpear Colorado. "Es muy conmocionante de que esto haya pasado en un condado rural. Esto es algo que ha cambiado en mi escuela, que ha cambiado en mi comunidad. Ya no es más nuestra pequeña comunidad", indicó el comisario Wegener visiblemente emocionado.