Internacionales

Gigantesco incendio en sierras argentinas

* Enormes llamas avanzan en forma descontrolada, favorecidas por las altas temperaturas, los fuertes vientos y la sequía

Al menos 350 personas fueron evacuadas por un gigantesco incendio desatado en las serranías del noroeste de la provincia argentina de Córdoba (centro), donde unos 600 bomberos y voluntarios, con la ayuda de aviones hidrantes, intentan sofocar el fuego.
Los incendios forestales que afectan la zona desde el fin de semana ya provocaron la evacuación de al menos 350 personas, mientras las llamas avanzan en forma descontrolada, favorecidas por las altas temperaturas, los fuertes vientos del noroeste y la sequía que castiga la región, informó Defensa Civil.
Unas 300 personas habían sido evacuadas la noche del lunes al martes de un hospital de salud mental de la localidad de Santa María de Punilla, debido al espeso humo que cubría el sector.
El foco principal de los incendios se ubica en el departamento de Punilla, en el oeste provincial, en especial entre las localidades de Cosquín y Bialet Massé, y desde allí se extendió hacia las localidades de Santa María de Punilla y La Calera.
En esta zona, el frente del fuego es de un kilómetro, con un flanco derecho de siete y el izquierdo de cuatro, mientras que la situación más preocupante se encuentra en la zona del Balcón del Lago, donde se debió evacuar a cinco familias cuyas viviendas estaban a unos 600 metros del fuego.
Las llamas llegaron hasta las cimas de los montes, que en esa zona tienen alturas promedio de 400 metros, y pasaron al otro sector de sus laderas, indicaron los bomberos.
Los vientos, que por momentos alcanzan los 25 km/hora, dificultan el accionar de los aviones y helicópteros hidrantes.
La Policía advirtió a los automovilistas que transiten las rutas cercanas porque el humo es intenso y espeso.
Las autoridades revelaron que un hombre de 31 años había sido detenido en Cosquín como sospechoso de haber provocado el incendio.
Casi medio millar de bomberos combatían ayer los incendios, según informaron fuentes oficiales. Portavoces de la Agencia de Ambiente de Córdoba precisaron que unos 500 bomberos, a los que se sumaron militares y policías, luchan contra los incendios.