Internacionales

Alquilaba a su hija a dos ancianos para que abusaran de ella

La denuncia dice que la madre recibía dinero y a veces algo de licor para permitir que la menor fuera sometida a prácticas de sexo oral y manipulaciones.

El caso parece sacado del cuento de Gabriel García Márquez “La increíble historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada”. Sucedió en Cali, Colombia, donde una mujer alquilaba a su hija de 12 años a dos ancianos para que abusaran de ella.
En la novela de García Máquez una menor era obligada a prostituirse por su abuela. En el caso real, el Juzgado 25 Penal Municipal de la ciudad de Cali investiga los abusos a la niña de 12 años, que se produjeron en el barrio Floralia.
La madre, identificada solo como Rosalía, prestaba aparentemente servicios de aseo en el billar de Henry Sanmiguel y en un quiosco de Bonely Gómez. A esos sitios, separados por una cuadra, en la carrera 4 con calle 72G, entraba acompañada de su hija de 12 años. La denuncia dice que la madre recibía entre 12 mil y 20 mil pesos colombianos y a veces algo de licor para permitir que la menor fuera sometida a prácticas de sexo oral y manipulaciones.
La situación no había sido advertida, pero después de tres meses la niña se atrevió a confesarle a su tía lo que ocurría en esas visitas. La señora, cuyo nombre se omite para evitar la identificación de la menor de edad, le hizo el reclamó a su hermana Rosalía, quien sometió a un castigo a su hija por haber contado la historia.
La tía acudió a la Fiscalía, que capturó a los ancianos y a la madre, de 38 años, bajo el cargo de abuso de menor. A la mujer la acusa de prostituir a la niña. La justicia también procedió contra Sanmiguel, de 61 años, y de Gómez, de 73. Este último quedó en libertad, por su estado de salud, con el pago de una fianza de 200 mil pesos colombianos. La niña fue llevada al Instituto de Medicina Legal para determinar las lesiones sufridas como consecuencia de los abusos.
El caso tendría agravantes para definir una pena carcelaria superior a los ocho años, pero juristas consultados indicaron que se deberá considerar la edad de los dos investigados. Las autoridades determinaron que la tía de la niña asuma la patria potestad.