Internacionales

Lula acusa al presidente de su propio partido

* Encuestas continúan anticipando su victoria en primera vuelta

El presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva atribuyó responsabilidad este lunes al presidente de su Partido de los Trabajadores (PT), Ricardo Berzoini, del escándalo que avivó la posibilidad de ir a una segunda vuelta contra el socialdemócrata Geraldo Alckmin
Lula cuestionó este lunes a Berzoini, ex jefe de su campaña, por haber contratado a “un montón de chiflados”, para intentar comprar informaciones supuestamente comprometedoras contra Alckmin y José Serra, candidato socialdemócrata al gobierno de Sao Paulo.
“En el caso del personal responsable de la seudo inteligencia de mi campaña ni siquiera fui yo quien lo elegí (...) fue el presidente del partido (Berzoini), que era coordinador de la campaña electoral”, declaró Lula a radios de Río de Janeiro y Sao Paulo.
Voceros del PT dijeron a la AFP que Berzoini “no se siente cuestionado en su papel de presidente” del partido porque” las responsabilidad de los contratos de las personas no es responsabilidad por los actos que esas personas puedan cometer”.
La alianza que apoya a Alckmin, entre el Partido de Social Democracia Brasileña (PSDB) y el Partido del Frente Liberal (PFL, derecha) está alentada por la caída de popularidad de Lula tras la participación de su entorno en el supuesto complot, y convocó este lunes en Sao Paulo a un acto “Por un Brasil Decente”.
Alckmin, según la prensa, lanzará munición contra el presidente y el PT, a los que ya ha acusado de estar vinculados a “organizaciones criminales”.
Las encuestas continúan anticipando una victoria de Lula en la primera vuelta, pero con una sostenida erosión que podría hacerlo caer por debajo del 50% y obligarlo a disputar una segunda con Alckmin, el 29 de octubre.