Internacionales

Detienen en Nueva York a canciller de Venezuela

* Vicepresidente Rangel vincula la retención con incendiario discurso de Chávez ante Asamblea General de la ONU

CARACAS /AFP -El gobierno de Venezuela denunció que su canciller Nicolás Maduro fue retenido en el aeropuerto de Nueva York y fue despojado de sus documentos y boleto de viaje, según lo anunció el vicepresidente José Vicente Rangel.
"Se trata de una agresión contra el canciller, incalificable, insólita en lo que respecta al tratamiento que merecen las personas con una investidura como la del canciller Maduro", dijo Rangel.
"Es un hecho que no se puede extraer del contexto de la situación que existe con Estados Unidos", agregó Rangel.
Maduro, quien acudió esta semana a la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, dijo en una comunicación telefónica con la televisión venezolana que cuando se identificó como canciller de Venezuela "la situación fue peor".
"Yo les dije a los funcionarios que estaban de guardia que era ministro de Relaciones Exteriores, y la situación fue peor porque comenzaron los insultos, gritos y trajeron un policía típico de película de dos metros de alto por dos de ancho y empezaron a amenazarnos", dijo Maduro.
Rangel vinculó la retención de Maduro con el incendiario discurso que hizo el presidente Hugo Chávez ante la Asamblea General de la ONU, en el cual llamó "diablo" al presidente estadounidense George W. Bush.
Chávez: “Ahora sí me mata”
En tanto, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, afirmó que su homólogo estadounidense, George W. Bush, dio la orden para matarlo, luego de su acalorada intervención en la Asamblea General de la ONU, durante un discurso ante un grupo de científicos en el occidental estado Monagas.
"El diablo parece que está muy sulfuroso, y algunos dicen que ahora sí dio la orden de que me mataran. Yo sabré cuidarme, mi Señor me cuidará y ustedes me cuidarán también. Aquí vamos a vivir para que nuestros hijos tengan una patria verdadera", afirmó el mandatario.
"Me han llamado muchos amigos preocupados, que (refieren que) porque yo dije 'diablo' por allá, me han condenado a muerte. No me van a matar, yo tengo mucha fe en la vida", dijo Chávez, en alusión a su discurso del miércoles en la Asamblea General, en la cual llamó "diablo" al presidente de Estados Unidos, George W. Bush.
El presidente señaló también que el libro del estadounidense Noam Chomsky, "Hegemonía o supervivencia", que promocionó durante su discurso en Nueva York, tendrá una nueva edición de bolsillo de 50.000 ejemplares.
Chávez mostró nuevamente la portada del libro y dijo que tuvo que lavarlo "con agua bendita, porque lo puse ahí en el mismo sitio en el que el diablo colocó sus papeles", haciendo referencia al estrado desde el cual dio su discurso en la ONU.
Chávez también calificó la detención del canciller Maduro como una "provocación de Mister Diablo". Entrevistado por el canal Venezolana de Televisión, dijo que “lo acusan de que participó aquí en actos terroristas el cuatro de febrero".
"Es falso. Ni siquiera participó en la rebelión patriótica del cuatro de febrero", manifestó, en referencia al golpe de 1992 contra el entonces presidente Carlos Andrés Pérez, que lideró el propio Chávez.
"Es una provocación de Mister Diablo", dijo Chávez, quien subrayó asimismo que Maduro estaba todavía en Nueva York, tras su participación en la Asamblea General de la ONU, porque él le pidió que se quedara para mantener reuniones con vistas a conseguir apoyos a la candidatura venezolana a un puesto de miembro no permanente del Consejo de Seguridad.