Internacionales

Velan los restos de Gorriarán Merlo en Argentina

Los restos del ex jefe del Ejercito Revolucionario del Pueblo (ERP) y dirigente del Movimiento Todos por la Patria, Enrique Gorriarán Merlo, son velados desde esta mañana en una sala velatoria de Buenos Aires, Argentina.

Familiares y allegados velaron hoy en Buenos Aires los restos del ex guerrillero argentino Enrique Gorriarán Merlo, un símbolo de la lucha armada en Latinoamérica fallecido este viernes a los 65 años por una afección cardíaca. Al velatorio, que se realiza en el barrio porteño de Palermo, asistieron su esposa Liliana, y se esperaba la llegada de sus dos hijas, Adriana y Cecilia, que partieron ayer hacia Argentina.
También acudieron numerosos jóvenes simpatizantes del Partido por el Trabajo y el Desarrollo, lanzado por Gorriarán el año pasado en la ciudad argentina de Rosario. El ex guerrillero, que lideró el grupo que en 1980 asesinó en Paraguay al ex dictador Anastasio Somoza, murió cuando iba a ser sometido a una operación en un hospital de Buenos Aires, tras haber sufrido "un aneurisma de aorta torácica abdominal" que le causó "un paro cardiorrespiratorio".
Gorriarán Merlo, uno de los jefes del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) argentino en la década de los años 70, lideró en 1989 el asalto al cuartel de La Tablada, a las afueras de Buenos Aires, cuya recuperación costó la vida a 11 miembros de las Fuerzas Armadas y de seguridad y a 31 guerrilleros, incluyendo un nicaragüense.
El ataque a la unidad del Ejército durante la Presidencia de Raúl Alfonsín (1983-1989) fue llevado a cabo por miembros del grupo armado Movimiento Todos por la Patria (MTP), cuyo jefe era Gorriarán Merlo. El ex líder del ERP fue detenido en México en 1995 y trasladado a Argentina, donde fue enjuiciado y condenado a reclusión perpetua por el ataque al cuartel de La Tablada. El ex guerrillero estaba recluido en una cárcel de Buenos Aires.
En mayo del 2003, Gorriarán Merlo fue liberado a raíz de un indulto que el entonces presidente argentino, Eduardo Duhalde, concedió a 25 civiles y militares condenados por alzamientos armados.