Internacionales

Un derrame de crudo afecta a especies de las Galápagos

El derrame contaminó unos 300 metros de playa y afecto a iguanas y pelícanos de las islas, patrimonio de la Humanidad.

Un derrame de carburante registrado en las islas ecuatorianas de Galápagos -Patrimonio Natural de la Humanidad- afectó a 22 iguanas marinas y tres pelícanos, que fueron puestos a buen recaudo, informó este viernes el Parque Nacional del mismo nombre del archipiélago (PNG), que indicó que la mancha de carburante afectó a 17 iguanas marinas y un pelícano.
"Personal médico veterinario del PNG procedió a lavar a las iguanas marinas y aplicar tratamientos. Los 22 reptiles y las tres aves se encuentran bajo vigilancia de los científicos como una medida de prevención", agregó. Según el PNG las iguanas y los pelícanos "fueron atendidos oportunamente y se encuentran en su hábitat natural, pero bajo la permanente vigilancia".
Sin precisar cuando se produjo ni las circunstancias del derrame, que contaminó unos 300 metros de playa -incluido uno de sus muelles-, el organismo señaló que fue "controlada la emergencia por la presencia de la sustancia carburante". Según la institución, el jueves guardaparques "advirtieron de la presencia de una mancha, posiblemente de bunker o asfalto, en la zona del muelle del PNG y de la playa contigua a las instalaciones de la Fundación Charles Darwin en Puerto Ayora (isla Santa Cruz)".
El PNG señaló que en el área afectada por el derrame -el cual fue descartado que provenga de altamar-, se procedió a colocar boyas absorbentes para evitar la dispersión de la sustancia y que con la ayuda de varias instituciones, entre ellas la Agencia de Cooperación Japonesa (JICA), “se puso rápidamente la situación bajo control”.
Tras un sobrevuelo el viernes, funcionarios del PNG descartaron que la "mancha se haya extendido a otras áreas". Agregó que la unidad de Medio Ambiente de la Policía tratará de establecer las causas del derrame para sancionar a los responsables.
Las "encantadas" islas Galápagos, ubicadas a 1.000 km frente a la costa ecuatoriana, forman parte de la lista del Patrimonio Natural de la Humanidad de la Unesco por la flora y fauna únicas en el mundo que poseen. Esa región insular sirvió de laboratorio natural al científico inglés Charles Darwin para su teoría sobre la evolución de las especies.