Internacionales

Golpistas tailandeses inician purga de fieles

* Nueva Junta en el poder comienza a desarmar a miles de guardias forestales

BANGKOK / AFP -Los militares que dieron un golpe de Estado en Tailandia comenzaron una purga entre los fieles al derrocado primer ministro Thaksin Shinawatra mientras se intensifican las investigaciones sobre los escándalos que marcaron sus cinco años en el poder.
A pesar de que en Bangkok aparentemente reina la calma, la Junta en el poder comenzó a desarmar a miles de guardias forestales en los parques nacionales del país que poseen fusiles, anunció el viernes un oficial del ejército.
Estos guardias forestales trabajaban bajo la dirección de Yongyuth Tiyapairat, un ministro allegado a Thaksin que fue arrestado junto con otros tres responsables del gobierno derrocado desde el golpe del martes.
Por otra parte, los autores del golpe de Estado nombraron al jefe de la seguridad del ejército para dirigir los servicios de inteligencia y destituyeron a otros tres altos funcionarios, incluyendo al número dos y al número tres de la Policía.
El viernes de mañana, cuando asumió oficialmente la jefatura del Estado durante una ceremonia, en conformidad con un decreto real, el general Sonthi Boonyaratglin dio al jefe de la Policía Nacional autonomía para tomar decisiones.
El general Sonthi, de 59 años, dirigió el golpe de Estado que cuenta con el apoyo al menos tácito del rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej, de 78 años, un monarca constitucional que tenía relaciones difíciles con Thaksin. El ex primer ministro, un rico hombre de negocios de 57 años, adalid de la mundialización en el sudeste asiático, protagonizó numerosas polémicas desde su elección, en 2001.
Según fuentes concordantes, el presidente del “consejo privado” del rey, el ex primer ministro Prem Tinsulanonda, un general de 86 años, desempeñó un papel clave, en las sombras, en el proceso que desembocó en el derrocamiento de Thaksin, sin derramamiento de sangre.
La Junta suspendió la Constitución y el Parlamento e impuso la Ley Marcial. El jueves amenazó clausurar los medios de comunicación que violen nuevas reglamentaciones, incluyendo la prohibición de llamados de los oyentes a las radios y restricciones a los mensajes enviados a través de los sitios internet y los SMS enviados por el público a los canales de televisión.