Internacionales

Paralizan negociaciones entre palestinos

* Mahmud Abas dice que esfuerzos serán congelados hasta su regreso * Hamas no respeta compromisos asumidos por OLP, dice Mahamud

GAZA / AFP
El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, suspendió el domingo las negociaciones con los islamistas del Hamas para la formación de un gobierno de unión nacional que debería poner fin a la crisis política interna y al boicot internacional.
“Los esfuerzos para formar un gobierno de unión nacional han sido congelados hasta mi regreso de Nueva York”, dijo Abas, quien irá a esta ciudad para participar en la Asamblea General de la ONU.
“Tenemos a un acuerdo con el Hamas basado en puntos políticos claros para la formación de un gobierno de unión nacional, pero algunas declaraciones de este movimiento han debilitado este acuerdo y nos han empujado a congelar las negociaciones”, dijo Abas en una declaración en Amman reproducida por la agencia jordana Petra.
Las declaraciones de Hamas “contradicen el acuerdo que estipula que el nuevo gobierno debe respetar los compromisos y los acuerdos adoptados por la Organización de la Liberación de Palestina (OLP)”, agregó Abas.
El presidente de la Autoridad Palestina afirmó que se reunirá con el presidente estadounidense, George W. Bush, al margen de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York.
Se reunirá también, según fuentes palestinas, con la secretaria de Estado norteamericana, Condoleeza Rice, y con la ministra israelí de Relaciones Exteriores, Tzipi Livni. Esta última reunión está prevista para el lunes a las 21H00 locales, según un alto responsable israelí.
Abas se entrevistará también el martes con el presidente francés, Jacques Chirac. Según su portavoz, Nabil Amr, Abas debe convencer a la Unión Europea y a Estados Unidos de levantar el boicot contra el gobierno palestino, impuesto a partir del momento en que el partido Hamas llegó al gobierno, con Ismael Haniyeh a la cabeza, en marzo pasado.
Declaraciones de radicales hacen más difícil la tarea
Antes de restablecer las relaciones políticas y la ayuda económica, el Cuarteto para Oriente Medio (Unión Europea, Estados Unidos, Rusia y Naciones Unidas) exige que Hamas reconozca a Israel, así como los acuerdos internacionales del pasado y que renuncie a la violencia.
Luego de varias semanas de trabajosas negociaciones, Mahmud Abas y el primer ministro Ismael Haniyeh anunciaron al comienzo de la semana que habían llegado a un acuerdo sobre el programa político del próximo gobierno de unión nacional.
Haniyeh declaró el sábado que un futuro gobierno de unión nacional, en el que en principio ejercerá la jefatura, no necesariamente reconocerá los acuerdos alcanzados en el pasado con Israel.
El Documento de Acuerdo Nacional, base de las negociaciones, “no habla del reconocimiento de los compromisos firmados con el ocupante israelí, si no que se refiere a la manera de tratar esos acuerdos para que sirvan los intereses del pueblo palestino. Y eso no significa que vayamos a reconocer esos acuerdos”, dijo Haniyeh.
Ese documento prevé “concentrar” los ataques anti-israelíes en los territorios ocupados desde 1967 y la creación de un Estado en esas tierras palestinas, lo que constituye un reconocimiento implícito del derecho a la existencia de Israel.