Internacionales

Chávez apoya programa nuclear iraní

El programa nuclear iraní ha desatado una polémica internacional por la posibilidad de que Teherán fabrique armas atómicas que pongan en peligro a países como Israel, al que Ahmadineyad ha amenazado con "borrar".

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, reclamó hoy ante el Grupo de los 15 (G-15) el apoyo de ese foro de países a Irán para que desarrolle el "derecho soberano" a tener su propio programa nuclear, derecho al que tampoco renuncia Caracas.
En un encendido discurso ante varios presidentes y altos representantes del G-15 en La Habana, reunidos en el marco de la XIV Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (NOAL), Chávez hizo un alegato en defensa del derecho iraní a desarrollar el programa atómico planteado por su presidente, Mahmud Ahmadineyad, presente en la reunión.
El programa nuclear iraní ha desatado una polémica internacional por la posibilidad de que Teherán fabrique armas atómicas que pongan en peligro a países como Israel, al que Ahmadineyad ha amenazado con "borrar" de la faz de la Tierra, aunque el gobernante iraní alega que su plan tiene fines pacíficos.
"No me gustaría irme (de La Habana) sin que haya un apoyo unánime (del G-15) al gobierno iraní" en su "derecho soberano" a tener su propio programa nuclear, indicó Chávez, quien consideró que es un derecho para todos los pueblos.
En este sentido, señaló que "Venezuela está interesada en desarrollar energía nuclear", al matizar que no hablaba de "bombas atómicas".
También abogó por darle contenido al G-15 para no tener que "enterrarlo": "a este grupo le cuesta mucho funcionar. Este cuerpo como uno que esta liquidado. Esta de muerte. ¿podremos salvarlo?", se preguntó.
"Nunca he visto más de diez presidentes en el G-15. Siempre somos casi los mismos. Es como para llamar a la reflexión", afirmó al recordar las últimas reuniones del grupo.
Además del apoyo a Ahmadineyad y su gobierno, Chávez arremetió también contra el armamentismo de los países más ricos del mundo y criticó específicamente a EEUU.
El G-15 está integrado actualmente por Argelia -cuyo presidente, Abdelaziz Buteflika presidió la reunión de La Habana-, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Egipto, Jamaica, India, Indonesia, Irán, Kenia, Malasia, México, Nigeria, Perú, Senegal, Sri Lanka, Venezuela y Zimbabue.
El movimiento surgió como un mecanismo de consulta y cooperación Sur-Sur y para servir de interlocutor entre los países del llamado Tercer Mundo y las naciones desarrolladas.