Internacionales

Ratzinger aboga por un diálogo entre culturas

Benedicto XVI, quien realiza una visita de seis días a su Baviera natal que concluirá el jueves, condenó la violencia como método de difusión de la fe.

El papa Benedicto XVI estimó este martes que la sociedad necesita un diálogo entre culturas y religiones, durante una reflexión teológica sobre el Islam que expuso ante científicos y profesores universitarios en Ratisbona, en el sur de Alemania.
"Tenemos la urgente necesidad de un diálogo entre culturas y religiones", afirmó el Sumo Pontífice en el aula magna de la universidad de Ratisbona, donde fue profesor de dogmática entre 1969 y 1977. "Una razón sorda a lo divino y que rechaza la religión en el marco de las subculturas es incapaz de insertarse en el diálogo intercultural", agregó Benedicto XVI, ex prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.
El Sumo Pontífice llegó a la universidad en papamóvil, bajo escolta, y desde allí se trasladará a la catedral, situada en el casco histórico, para presidir una ceremonia ecuménica. Benedicto XVI realiza una visita de seis días a su Baviera natal que concluirá el jueves.
Condona violencia como difusión de fe
El Pontífice también se refirió al islamismo y dijo que "la voluntad" del Dios del Islam no está supeditada a la razón". El Sumo Pontífice se apoyó en un diálogo "entre un emperador bizantino" del siglo XIV y un "erudito persa" para exponer su razonamiento.
"La fe es fruto del alma, no del cuerpo. Quien quiera conducir a alguien a la fe necesita hablar bien y razonar correctamente, en vez de (usar) la violencia y la amenaza", explicó. "No actuar según la razón es contrario a la naturaleza de Dios", indicó el Papa en el aula magna de la alta casa de estudios en su cuarto día de visita a su Baviera natal.
El Sumo Pontífice dijo que esta afirmación resulta obvia para "un emperador bizantino alimentado por la filosofía griega". "En cambio, para la doctrina musulmana, Dios es absolutamente trascendental. Su voluntad no está ligada a ninguna de nuestras categorías, ni siquiera a la razón", afirmó el jefe de la Iglesia católica.
Encuentro de culturas
Benedicto XVI también citó al teólogo musulmán Ibn Hazn, de los siglos X y XI, quien afirmó que Dios ni siquiera se somete a su palabra "y nada le obliga a revelarnos la verdad". Según el Sumo Pontífice, quien fue Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe hasta que fue elegido como sucesor de San Pedro en abril de 2005, Europa es el resultado de una confluencia entre la fe cristiana y las tradiciones filosóficas clásicas.
El "encuentro" de la fe bíblica con los interrogantes filosóficos del pensamiento griego, al que se añade "el patrimonio de Roma, creó Europa y sigue siendo el fundamento de lo que se puede llamar Europa", dijo ante un público que lo acogió en pie con un largo aplauso.
Pero "en el mundo occidental, la opinión que sólo la razón positivista y las formas de filosofía derivadas de ella son universales domina ampliamente", lamentó el Papa. El problema es que "las culturas profundamente religiosas del mundo consideran justamente que esta exclusión de lo divino (...) constituye un ataque contra sus convicciones más profundas", estimó.