Internacionales

Lo peor de Florence azotó a Bermuda

* Convertido en huracán, el meteoro se alejó de Bermuda mientras otra depresión tropical se formaba en el Atlántico

El huracán “Florence” azotó este lunes con fuertes vientos huracanados el territorio británico de Bermuda, arrancando el techo de algunas residencias, dejando apagones y daños menores sin pérdidas de vida o heridos, dijo un portavoz de la policía local a la AFP.
“No hay heridos que reportar, y los únicos daños que tenemos en este momento son menores (...) tenemos cuatro residencias que perdieron sus techos, nada importante, estamos muy emocionados por cómo resistimos la tormenta”, dijo el portavoz de la Policía de Bermuda, Dwayne Caines.
“Florence” pasó a poco más de 90 km al oeste de las costas de Bermuda como un huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson (con un máximo 5), con vientos máximos sostenidos de 144 km/h (90 mph), y ráfagas registradas en la isla de hasta 162 km/h (103 mph).
“Los vientos con fuerza de tormenta tropical disminuirán durante la noche”, agregó el Servicio Meteorológico (BWS) de este pequeño territorio británico de 67,000 habitantes en el Atlántico, al este de las costas estadounidenses.
Residentes en la isla reportaron apagones, caída de árboles y algunas lanchas dañadas en el mar, y la empresa de energía local, Belco, confirmó más de 2,400 lugares sin electricidad, mientras trabajadores intentaban arreglar las líneas.
El aeropuerto internacional, al noreste de la capital, Hamilton, será abierto tan pronto se inspeccione un puente que conduce al lugar, dijo Caines.
Tras golpear Bermuda, “Florence” siguió su trayectoria hacia el Atlántico norte sin presentar amenaza a Norteamérica, provocando fuertes corrientes en las Bahamas y la costa oriental estadounidense.
Mientras tanto, el BWS indicó que sigue vigilando una depresión tropical formada este lunes al norte de las islas de Sotavento (Antillas del Caribe nororiental), con posibilidades de convertirse en la séptima tormenta de la temporada, que se llamaría “Gordon”. El ciclón se encuentra en mar abierto y podría pasar alejado al este de Bermuda el próximo fin de semana, según los pronósticos.
Bermuda fue azotada en 2003 por el huracán “Fabian”, que mató a cuatro personas y dejó pérdidas calculadas en 300 millones de dólares.