Internacionales

Atlantis entra en órbita


CABO CAÑAVERAL/ EU -El transbordador Atlantis fue lanzado al espacio ayer sábado en dirección a la Estación Espacial Internacional (ISS) en la primera misión para reanudar la construcción desde la tragedia del Columbia en 2003.
La nave despegó en medio de una nube de humo blanco y entró en órbita nueve minutos después, con seis astronautas a bordo y dos paneles solares para generar energía en la ISS.
La cadena CNN difundió imágenes del lanzamiento en las que se observan fragmentos de espuma aislante desprendiéndose de los tanques de combustible de la nave durante el despegue, pero la NASA no comentó inmediatamente sobre si esto generaría problemas.
La espuma que cayó ha ocasionado en el pasado problemas a varias misiones espaciales y contribuyó a postergar misiones de construcción en la ISS.
Los dos cohetes propulsores del Atlantis se separaron exitosamente de la nave dos minutos después del lanzamiento desde el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, Florida (sureste), y luego se desprendió el tanque de combustible externo del transbordador.
Tras entrar en órbita a 225 km de la Tierra, el Atlantis encendió dos pequeños motores diseñados para maniobrar en el camino hacia una órbita de 350 km, donde está la ISS, a la que llegará el lunes a las 10H46 GMT.
El portavoz de la NASA para esta misión, Kyle Herring, anunció que todos los sistemas funcionaban con normalidad tras el despegue.
El lanzamiento fue postergado seis veces durante las últimas dos semanas debido a una tormenta eléctrica, a una fuerte tormenta tropical y luego, a fallas técnicas.
En principio, el lanzamiento debió realizarse el 27 de agosto, y si el lanzamiento de este sábado no hubiera tenido éxito, la NASA habría tenido que esperar hasta finales de octubre para llevar a cabo la misión.
El lanzamiento se postergó el viernes una hora antes del despegue debido a un sensor de combustible defectuoso. El sensor parecía funcionar correctamente luego de que el tanque de combustible fuera vaciado y vuelto a llenar.
Con el lanzamiento de este sábado se inició el tercer vuelo espacial desde que el transbordador Columbia se desintegrara sobre la agencia espacial en Texas (sur) en febrero de 2003, muriendo siete astronautas.
El accidente forzó a la NASA a cambiar su enfoque dramáticamente para mejorar la seguridad de las misiones. Luego de que el Discovery regresara en julio a la Tierra sin problemas tras una segunda misión que buscaba mejorar la seguridad de los vuelos, la NASA informó que retomaría la construcción de la ISS.
La misión se programó luego de que la agencia espacial estadounidense estudiara y corrigiera minuciosamente el problema de la espuma aislante que se desprendía durante el despegue.
Al impactar y dañar el escudo aislante de la nave, estos residuos causaron la tragedia del Columbia, que se desintegró mientras ingresaba a la atmósfera terrestre en febrero de 2003, con siete astronautas a bordo.
Empezando con la misión del Atlantis, la NASA planea 16 viajes espaciales para completar el laboratorio espacial en 2010, cuando la flota de tres transbordadores sea dada de baja. La última misión de construcción de la ISS fue en noviembre de 2002.
El Atlantis lleva un segmento de 16 toneladas con dos paneles solares que duplicarán la capacidad de la estación para producir energía, y proveer un cuarto de la energía que necesitará la estación una vez terminada.
Tres salidas espaciales están agendadas para instalar los paneles solares.
Funcionarios de la NASA aseguran que éste será el trabajo más complejo realizado en la estación espacial de ocho años, y anotaron que las próximas misiones serán cada vez más complicadas.
Completar la ISS es crucial para la ambición estadounidense de enviar personas a Marte.
La tripulación está formada por seis astronautas, cinco hombres y una mujer, entre ellos un canadiense de la agencia espacial de su país. Está dirigida por Brent Jett, de 47 años, asistido por el copiloto Chris Ferguson.