Internacionales

Presidente ucraniano fue envenenado con dioxina proveniente de Rusia o EEUU

Los especialistas capacitados para preparar dioxina sintetizada se encuentran sólo en laboratorios equipados con las últimas tecnologías en Rusia o Estados Unidos.

El presidente ucraniano, Víctor Yúschenko, fue envenenado con dioxina producida en un laboratorio de Rusia o Estados Unidos, aseguró Alexandr Medvedko, Fiscal General de Ucrania.
"La dioxina utilizada presentaba un alto grado de síntesis. Esa clase de dioxina sólo puede ser elaborada por especialistas altamente cualificados", señaló Medvedko, citado por la agencia oficial rusa Itar-Tass.
El Fiscal, nombrado en noviembre pasado por el Parlamento, añadió que los especialistas capacitados para preparar dioxina sintetizada se encuentran sólo en laboratorios equipados con las últimas tecnologías en Rusia o Estados Unidos.
Expertos ucranianos cotejan ahora las muestras de dioxina producida en esos dos países con la extraída del organismo de Yúschenko.
Medvedko también apuntó que el presidente ucraniano fue probablemente envenenado "el 5 de septiembre de 2004" durante la campaña electoral para los comicios presidenciales de noviembre de ese año.
Todas las miradas apuntan al SBU, los servicios secretos ucranianos, herederos del KGB soviético, ya que el 5 de septiembre de hace dos años Yúschenko cenó con altos cargos de ese organismo. Ahora, agregó, "sólo falta saber y demostrar quién lo hizo".
Conviviendo con el veneno
Según las muestras de sangre extraídas por los médicos, debido al envenenamiento, los niveles de dioxina en la sangre del presidente son mil veces superiores al índice normal. El presidente ucraniano se sometió en noviembre del pasado año a un análisis de sangre para borrar toda sombra de duda sobre su envenenamiento con dioxina, sustancia cancerígena.
Yúschenko, en cuya cara son visibles las secuelas del envenenamiento, ha afirmado en varias ocasiones que su estado de salud es bueno, aunque su cuerpo aún retiene el 50 por ciento de las dioxinas ingeridas. El 11 de diciembre de 2004 un equipo de médicos austríacos que trató a Yúschenko en Viena confirmó que éste había sido envenenado con dioxina, sustancia que le fue administrada durante el transcurso de una comida.
En cuanto al estado de salud de Yúschenko, los médicos austríacos aseguraron que "si la dosis hubiera sido mayor el veneno habría sido mortal". El anterior Fiscal General, Sviatoslav Piskún, fue destituido en octubre pasado por Yúschenko tras poner en duda la veracidad de que el presidente había sido envenenado con el fin de expulsarle de la carrera electoral.