Internacionales

Blair anuncia su retiro

Si bien el premier británico no ha fijado la fecha concreta de su retirada, anunció que seguirá en el Gobierno sólo por doce meses más. El anuncio se da luego de fuertes presiones del Partido Laborista, que lidera Blair.

El primer ministro británico, Tony Blair, anunció hoy que dejará la jefatura del Gobierno en un año, tras fuertes presiones a lo interno del Partido Laborista, que él encabeza, y que se recrudecieron ayer con la renuncia de ocho de los funcionarios de su Gabinete.
Blair, sin embargo, no puso fecha para su retiro, que se realizará en 2008, tras mantenerse diez años y 86 días en el poder, un año y medio menos que Margaret Thatcher.
Pero del mismo partido laborista se ha iniciado una rebelión interna para presionar al líder británico a que anuncie una fecha específica para su retiro. Ayer, el subsecretario de Estado de Defensa británico, el diputado Tom Watson, y siete secretarios parlamentarios privados presentaron su renuncia en protesta por que Blair no ha fijado la fecha de su retirada, tanto del liderazgo del Partido Laborista como del número diez de Downing Street, sede del Gobierno en Londres.
Según fuentes de la residencia oficial del Primer Ministro citadas por la cadena BBC, Blair podría aprovechar una sesión fotográfica junto al ministro de Educación, Alan Johnson, para hacer el anuncio.
Pero la situación de Blair es insostenible. Downing Street reconoció el martes por la tarde haber recibido una carta de 17 diputados, que según la prensa piden que Blair precise la fecha de su retirada o que dimita inmediatamente. Entre 80 y 100 diputados laboristas estarían además dispuestos a firmar otra carta para que Blair fije una fecha en el congreso anual del partido a finales de septiembre, en Manchester.
Pero esto no ha sido necesario, porque el mismo primer ministro estaría dispuesto a fijar su retira en esa reunión partidaria, según informa El País en su edición digital. “La próxima asamblea de mi partido, dentro de un par de semanas, será la última a la que asista como líder laborista”, aseguró Blair.
Mientras tanto, la guerra de sucesión parece ya desatada. Gordon Brown, el ministro de Finanzas apoyado oficialmente por Blair y que desde hace años espera sucederlo, podría encontrarse con la sorpresa de no ser el único candidato.
El miércoles, el ministro de Trabajo John Hutton aseguró que el Partido Laborista debe debatir sobre su futuro "de forma democrática y abierta". "El Partido no pertenece a ninguna persona en particular", añadió en sus declaraciones al diario The Independent.
John Burton, figura cercana a Tony Blair que lo representa en la circunscripción de Sedgefield (norte), consideró también esencial que el partido pueda elegir entre varios candidatos.