Internacionales

Natascha Kampusch: “Sólo pensaba en huir”

La joven austriaca da su primera entrevista a un medio de comunicación, dos semanas después de liberada de su secuestrador, mientras que esta tarde –hora de Nicaragua- aparecerá por primera vez en la televisión austriaca.

"Sólo pensaba en huir". Esas fueron las palabras de Natascha Kampusch, la joven austriaca que estuvo secuestrada durante más de ocho años en sótano en las afueras de Viena, con las que rompió hoy el silencio en una entrevista otorgada a la revista semanal “News”, después de dos semanas de haber sido liberada, y que sirve de adelanto a la primera aparción pública que la joven hará en cadena nacional hoy, a las 1 de la tarde, hora de Nicaragua.
La aparición de la joven en la cadena pública ORF, ha causado una gran expectativa en Austria y se espera que rompa récord de audiencia en este pequeño país alpino, conmocionado desde que salió a luz la historia de Kampusch.
El programa tendrá 20 minutos de duración y con él se espera calmar la presión de la prensa local y extranjera, que acosa a Kampusch y sus familiares para hacerse con la primicia de la historia. Hay periodistas austriacos que han llegado a ofrecer grandes sumas de dinero para que la joven les narre en exclusiva sus ocho años de cautiverio.
El edición electrónica del diario argentino El Clarín (Clarín.com) informa hoy que previo a la entrevista se emitirá un reportaje sobre la historia de Kampusch, preparada por el periodista Christoph Feurstein, 34, que ha seguido de cerca el caso de la joven.
Según Clarín.com, Feurstein preparó un cuestionario de cien preguntas que luego fue entregado a Kampusch para que eligiera las que serían incluidas en la entrevista de 20 minutos que será transmitida a toda Austria, que se mantiene pendiente de esta emisión.
Feurstein informó que en la entrevista no se abordará el tema de la intimidad de la joven con su secuestrador, Wolfgang Priklopil, un técnico en electrónica que se suicidó, con 44 años, pocas horas después de la huida de su rehén.
“Estoy desesperada”
Horas previas a la entrevista televisiva, se dieron a conocer las declaraciones que Kampusch dio a la revista “News”, en su primera y esperada entrevista a la prensa. En la entrevista, Kampusch narró la desesperación vivida en su largo cautiverio y su deseo permanente de huir. "Sólo pensaba en huir", dijo Kampusch en declaraciones a "News", cuya edición comenzará a circular mañana, según adelantó esta tarde la agencia austríaca de noticias APA.
Toda la república alpina, conmocionada tras la liberación de Kampusch hace dos semanas, ha estado a la espera de sus primeras declaraciones públicas, así como de su primera aparición ante las cámaras de televisión.

"Una y otra vez me preguntaba por qué precisamente entre los muchos millones de seres humanos (que hay) justo a mí tenía que pasarme esto", explicó la joven de 18 años que fue recluida en un sótano debajo del garaje de la casa de su secuestrador, Wolfgang Priklopil.
"Yo pensaba: seguro que no he venido al mundo para dejarme encerrar y arruinar completamente mi vida. Estoy desesperada sobre esta injusticia", añadió Kampusch. "Me sentía como una pobre gallina en una batería ponedora (expresión utilizada en Austria que es similar a sardina enlatada). Seguro que han visto en la televisión y la prensa mi calabozo. Así es que saben cuán pequeño era.Era para desesperarse".
"Siempre pensaba en cómo llegar hasta el punto de poder huir. Pero no podía arriesgarme", aseguró. Según Kampusch, su secuestrador "sufría una fuerte paranoia y mantenía una desconfianza permanente". "Un intento fallido hubiese significado correr el peligro de no salir nunca más del sótano. Tenía que ganarme su confianza de forma sucesiva".
Es la primera vez que la joven relata a la prensa cómo vivió su cautiverio, en un recinto subterráneo de seis metros cuadrados, meticulosamente escondido en la casa de Priklopil, situada en la pequeña localidad de Strasshof, cerca de Viena. Así, su calabozo se encontraba a pocos kilómetros de su antiguo hogar, en un distrito vienés, donde fue secuestrada en marzo de 1998 en su camino a la escuela.
Kampusch también habla de su nueva vida y dice que espera recuperar la formación escolar para poder estudiar una profesión, entre las que mencionó la de periodista, abogado o psicólogo.