Internacionales

Izquierda mexicana advierte: no hay diálogo

* Presidente electo de México será proclamado oficialmente hoy por el Tribunal Federal Electoral

MÉXICO / AFP -El presidente electo de México será proclamado hoy por el Tribunal Electoral en medio de un clima de tensión por las impugnaciones de la izquierda a los resultados provisorios que dieron el triunfo al conservador Felipe Calderón.
Nunca antes como ahora los ojos de los mexicanos habían estado puestos en este tribunal (Trife), cuya decisión sobre los comicios es definitiva e inapelable.
Aunque prácticamente todo el mundo espera que se ratifique la victoria del conservador Felipe Calderón, no hay ninguna esperanza de que la sentencia termine con la crisis post electoral, ya que la izquierda ha anunciado que de ninguna manera aceptará al ex ministro de Energía como presidente.
El lunes el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), de Andrés Manuel López Obrador, advirtió que si Calderón es declarado presidente electo de México no habrá posibilidad de diálogo.
“La única posibilidad para tener un diálogo con el candidato (Calderón) de la derecha es que renuncie al cargo que le van a regalar y que no obtuvo en las urnas; no hay ninguna condición para el diálogo”, dijo el vocero del PRD, Gerardo Fernández Noroña, quien incluso vaticinó que Calderón no concluiría su gobierno.
Juan Camilo Mouriño, coordinador del equipo de transición del candidato conservador, respondió que “Calderón habrá sido un presidente electo por la mayoría de los mexicanos en un proceso democrático y, por lo tanto, no podría estar en la mesa de ninguna manera la Presidencia misma como condición del diálogo, me parece que es llegar a un extremo y a un absurdo”.
“Seguiremos insistiendo en tender las manos, en encontrar la vía para poder establecer comunicación y contacto con las fuerzas debidamente representadas en el Congreso”, aseguró Mouriño.
Los siete jueces del Tribunal Electoral, que desde el 14 de julio analizan las quejas presentadas por los partidos políticos, tienen la última palabra sobre la solicitud de anulación de los comicios presentada por la coalición de izquierda que postuló a la Presidencia a López Obrador.
Éste denunció fraude tras quedar segundo en el escrutinio oficial por detrás de Calderón, del oficialista Acción Nacional (PAN), por un estrecho margen del 0.58% de los votos.