Internacionales

Fatal accidente aéreo en noreste de Irán

* Nave rusa del tipo Tupolev con 148 personas a bordo se incendió al aterrizar en aeropuerto de Machhad

Al menos 29 personas murieron este viernes al incendiarse el avión en el que viajaban durante el aterrizaje en Machhad, en el noreste de Irán, informó el responsable de la aviación civil iraní, luego que la televisión estatal llegara a hablar de hasta 80 muertos.
Nurolá Rezai Niaraki señaló a la cadena televisiva oficial iraní que en el momento del accidente había 148 personas a bordo del avión siniestrado, procedente de la localidad portuaria de Bandar Abbas, en el sur de Irán.
Niaraki precisó que 29 cadáveres fueron recuperados de los restos del avión, mientras que 43 personas fueron hospitalizadas y el resto de los pasajeros resultó ileso.
El anterior balance que cifraba las víctimas mortales en 80 había sido manejado por la televisión estatal iraní.
El aparato, un Tupolev 154 de fabricación rusa y perteneciente a la compañía aérea iraní Iran Airtours, se estrelló e incendió después de que un neumático del tren de aterrizaje estalló mientras tocaba tierra, según un responsable local que pidió el anonimato.
El avión se rompió en varias partes tras salirse de la pista y haberse estrellado contra unas vallas. El accidente ocurrió hacia las 13:45 horas locales (10H15 GMT). “La tripulación está sana y salva”, dijo un funcionario del aeropuerto, citado por la agencia iraní IRNA.
Las primeras imágenes televisadas mostraron el avión en el suelo, con un gran agujero en el centro del fuselaje, mientras los bomberos apagaban el fuego de la carlinga y varios cuerpos cubiertos por mantas yacían a poca distancia del aparato.
Estalla neumático
“Uno de los neumáticos del aparato estalló durante el aterrizaje, obligándolo a salirse de la pista antes de chocar contra las vallas e incendiarse”, dijo a la AFP un responsable del aeropuerto que pidió el anonimato.
“Los pilotos están entrenados para controlar el avión en esas condiciones; habrá que entender qué pasó. Hay tres agujeros en el fuselaje”, explicó.
La flota aérea civil iraní sufre serias carencias debido a sanciones impuestas por Estados Unidos, que impiden a las compañías iraníes comprar aparatos estadounidenses o de otros constructores internacionales, si estos últimos conllevan una parte significativa de componentes estadounidenses.
Las compañías iraníes pueden comprar aviones de segunda mano pero su mantenimiento es complicado debido a la dificultad para encontrar las piezas de recambio, que también están bajo el embargo.
El régimen de sanciones unilaterales --que también afecta a la aviación militar-- fue impuesto en los años 80, después de la revolución islámica de 1979 y la toma de rehenes en la embajada estadounidense en Teherán.
En diciembre de 2005 murieron los 180 pasajeros de un avión Lockheed C-130, comprado a Estados Unidos antes de 1979, que se estrelló en una barriada de Teherán.