Internacionales

Bush pide “consecuencias” para Irán por “desafiar” a occidente

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad dijo hoy que no detendrá sus planes nucleares y que Irán no cederá a las presiones de la comunidad internacional.

“Debe haber consecuencias para Irán por su desafío y no podemos permitirle que elabore armas nucleares”. Con estas palabras, el presidente de EEUU, George W. Bush pidió hoy a la comunidad internacional que actúe tras la negativa de Irán de detener sus proyectos nucleares, a pocas horas antes de que venza el plazo dado por la ONU a Teherán para que suspenda el enriquecimiento de uranio.
El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha dicho que su país “nunca” abandonará el derecho desarrollar tecnología nuclear “pacífica”. Ahmadineyad dijo que Irán “no cederá” a las presiones internacionales que exigen el desmantelamiento de sus proyectos nucleares.
Mientras tanto, en Viena, Austria, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) aseguró hoy que Irán sigue adelante con su programa de enriquecimiento de uranio, ignorando el ultimátum de suspensión establecido para hoy por el Consejo de Seguridad de la ONU. Las Naciones Unidas deberán ahora deliberar sobre si dictan sanciones comerciales y diplomáticas contra la República Islámica.
El director general de la agencia nuclear, Mohamed El Baradei, denuncia en su último informe técnico sobre Irán que Teherán sigue sin ofrecer la transparencia y cooperación requeridas para poder concluir la investigación de su programa atómico. "Irán no ha suspendido sus actividades relacionadas con el enriquecimiento (de uranio) ni tampoco ha actuado de acuerdo con el Protocolo Adicional (del Tratado de No proliferación de armas nucleares, TNP)".
Ese protocolo permite inspecciones sin aviso previo en cualquier instalación nuclear del país, algo que Irán le prohibió al OIEA en febrero pasado, cuando el caso de su programa nuclear fue enviado al Consejo de Seguridad. "Irán ha vuelto a introducir (uranio en gas) UF6 en una cascada de 164 centrifugadoras el pasado 24 agosto" para enriquecer uranio, precisa el documento.
Asimismo, el OIEA asegura que Irán prepara la instalación de una segunda cascada de 164 centrifugadoras, que en todo caso sólo sirve para fines científicos ya que una producción industrial de uranio enriquecido requiere decenas de miles de máquinas de ese tipo.
Bush pide “consecuencias”
El presidente de EEUU, George W. Bush, dijo hoy que debe haber "consecuencias" por el desafío de Irán a la comunidad internacional al desarrollar un programa nuclear que, según él, tiene como objetivo obtener armas nucleares.
"El mundo se enfrenta ahora a una grave amenaza por parte del régimen radical de Irán", dijo. "Sabemos la cantidad de sufrimiento que ha creado el apoyo de Irán al terrorismo y podemos imaginar cuánto peor sería si se permitiera a Irán adquirir armas nucleares", añadió. "Hasta ahora Irán no ha respondido más que con desafíos", dijo Bush. "Es hora de que Irán tome una decisión", afirmó.
“Es tiempo de que Irán elija. Nosotros hicimos nuestra elección. Continuaremos cooperando estrechamente con nuestros aliados para encontrar una solución diplomática, pero la actitud desafiante de Irán debe tener consecuencias y no hay que permitir que Irán fabrique armas nucleares”, declaró Bush en Salt Lake City (Utah, oeste de EEUU).
Si aceptan la oferta de cooperación que le realizaron en junio seis grandes potencias a cambio de renunciar al enriquecimiento de uranio, los dirigentes de la República Islámica "pueden poner a su país en una vía más favorable", dijo Bush ante la American Legion, la organización de ex combatientes.
Bush acusó nuevamente a Irán de armar a la milicia chiita libanesa Hezbolá, responsable de la muerte de estadounidenses, según él. También hizo responsable a Teherán de apoyar a terroristas y milicias en su vecino Irak, y de negarles a los iraníes sus derechos fundamentales.