Internacionales

La NASA suspende traslado del Atlantis


La NASA suspendió el traslado del transbordador Atlantis a su hangar este martes y lo envió de regreso a su plataforma de lanzamiento, evaluando que la tormenta tropical Ernesto ya no significa una amenaza para la nave.
La agencia espacial estadounidense había resuelto más temprano guardar la nave para protegerla de la tormenta, pero ahora ésta no parecía amenazar al Atlantis.
“Estamos volviendo a la plataforma”, dijo el portavoz de la NASA, Bruce Buckingham, a los periodistas en el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral, Florida (sudeste).
Ernesto “será menos intenso de lo pensado inicialmente y no excede nuestros requerimientos (sobre los vientos) para estar en la plataforma”, añadió.
No se fijó una nueva fecha para el lanzamiento del Atlantis, el cual tiene previsto realizar la primera misión de construcción de la Estación Espacial Internacional (EEI) desde el accidente del Columbia en 2003. Pero la NASA desea lanzar el Atlantis antes del 7 de setiembre para que no interfiera con una misión de la nave espacial rusa Soyuz.
Funcionarios de la NASA iniciaron negociaciones con los rusos para ver si el Atlantis puede despegar después de esa fecha, dado que la ventana de lanzamiento --periodo durante el cual puede efectuarse el despegue-- dura hasta el 13 de setiembre.
Regresar el transbordador a su hangar habría impedido a la NASA lanzar la nave antes del 7 de setiembre, dado que lleva unos ocho días preparar el transbordador para el despegue, una vez que está en la plataforma.
Antes de la amenaza de Ernesto, la NASA se vio obligada a cancelar dos intentos de lanzamiento el domingo y el lunes para dar a los ingenieros más tiempo para determinar si una tormenta eléctrica del viernes dañó sistemas de la nave y de tierra. Sobre el final del domingo se declaró que no había daños.
Una vez que despegue, el Atlantis llevará a seis astronautas en una misión de 11 días, considerada un primer paso fundamental para completar el ensamblaje de la EEI.
La misión incluye llevar un nuevo segmento de 16 toneladas con dos enormes paneles solares a la EEI, en el primero de los 16 viajes planeados para terminar de ensamblar la estación a medio construir, que debe estar lista para 2010, año en que la flota de tres transbordadores será dada de baja.
El accidente del transbordador Columbia en febrero de 2003 forzó un alto en la construcción del laboratorio en órbita, pero tras dos vuelos del trasbordador Discovery en los últimos dos años, con el objetivo de mejorar la seguridad, la NASA anunció estar lista para retomar la construcción de la estación, clave para la ambición estadounidense de enviar personas a Marte.
Pero la seguridad sigue siendo una prioridad, y la NASA quiere realizar el lanzamiento durante el día para sacar fotografías de los trozos de espuma aislante que suele perder el tanque de combustible externo de la nave durante el despegue, y evaluar si dañan el módulo orbital.
Si la NASA no logra lanzar el Atlantis antes del 13 de setiembre, la próxima oportunidad para un despegue durante el día es a fines de octubre. Un lanzamiento diurno permite a la agencia espacial tomar fotografías de la nave para controlar si los trozos de espuma aislante que suele perder el tanque de combustible externo de la nave durante el despegue dañan el módulo orbital.
El vuelo del Atlantis será el tercero desde la tragedia del Columbia, causada por trozos de espuma aislante que dañaron su escudo térmico durante el despegue, lo que provocó la desintegración de la nave y la muerte de sus siete tripulantes cuando reingresaba a la atmósfera.