Internacionales

Dengue pone en jaque a autoridades salvadoreñas

* Elevado número de casos obliga al gobierno a decretar “estado de emergencia”

SAN SALVADOR / AFP
El elevado número de casos de dengue en tres departamentos de El Salvador, que fueron declarados en estado de emergencia, ha puesto nuevamente a las autoridades sanitarias del país ante la difícil tarea de tratar de contener el avance del mal y evitar una eventual epidemia como la registrada en 2002.
“Si bien es cierto que de momento son tres los departamentos que concentran casi el 70% de los casos de dengue, eso no significa que no estemos preocupados por la situación. Lo que nos preocupa es evitar una nueva epidemia como la que tuvimos en 2002”, dijo a la AFP el ministro de Salud, Guillermo Maza.
El martes, Maza declaró estado de emergencia por dengue en el occidental departamento de Sonsonate, así como los centrales de La Libertad y San Salvador, donde se encuentra la ciudad capital.
Cifras del ministerio de Salud Pública indican que entre enero y el 22 de agosto se confirmaron 4,470 casos de dengue en su variedad clásica, así como otros 146 de la variedad hemorrágica que puede causar la muerte .
En el mismo lapso de 2005, el Ministerio de Salud Pública contabilizaba 3,527 casos confirmados de dengue clásico y 94 del hemorrágico.
“Lo preocupante es que muchos de los casos que tenemos como sospechosos de dengue se nos están dando como casos positivos de la enfermedad, entonces lo que debemos de hacer ahora es tratar de prevenir que los casos no sigan aumentando, y para eso necesitamos que la gente colabore, que destruya criaderos del mosquito que transmite la enfermedad”, remarcó Maza.
A criterio del Ministerio de Salud, la situación del dengue, que tiene como principales víctimas a los niños, se ha “complicado” debido a que en el país están presentes cuatro cepas de la enfermedad. En El Salvador estaban presentes las cepas del dengue DEN-2 y DEN-4.
No obstante, al país reingresaron las cepas DEN-1 y DEN-3, posiblemente a través del flujo migratorio de ciudadanos de otros países de la región que entran a El Salvador o el ingreso de mosquitos de otras naciones centroamericanas, como Honduras o Guatemala con las que el país tiene fronteras, señaló el MSPAS.
El Salvador registró su última epidemia por dengue en 2002, con las mismas cuatro cepas presentes, cuando la enfermedad provocó la muerte de diez personas, nueve de ellas niños.