Internacionales

Chávez empieza su visita oficial a China

* Se espera que reunión con su homólogo chino lleva a la firma de un acuerdo que incremente exportaciones petrolíferas

PEKÍN / AFP -El presidente venezolano, Hugo Chávez, empezó este miércoles su visita a China subrayando su deseo de vender más petróleo al gigante asiático y halagando al régimen de Pekín surgido de la revolución comunista que, afirmó, es más importante que la llegada del hombre a la luna.
“Se nos presentó la llegada del hombre a la luna como el gran acontecimiento del siglo XX, pero no; pasaron cosas más importantes”, declaró a su llegada al aeropuerto de Pekín, en la madrugada del miércoles.
Entre éstas figura “la revolución china”, dijo, maravillándose de que “este inmenso país con más del 20% de la población mundial haya salido de una era prácticamente feudal en menos de medio siglo”.
La admiración no le impidió hacer referencia al gran objetivo de su cuarta y principal visita a China desde su llegada al poder, en 1999: el aumento de las ventas del crudo venezolano a la cuarta economía mundial.
“Desde 1999 nosotros comenzamos a tejer esta relación y una de las líneas estratégicas es la energía. China es uno los países más grandes consumidores del mundo y Venezuela es uno de los más grandes productores, es decir, absolutamente complementarios”, explicó.
Se espera que la reunión del jueves con su homólogo chino, Hu Jintao, dé como resultado la firma de un acuerdo que incremente las exportaciones petrolíferas venezolanas a China, señaló el diario The China Daily.
“Este año debemos estar llegando a un techo de suministro (a China) de cerca de 150.000 barriles de petróleo diario; pareciera una cifra modesta todavía, pero venimos de cero”, apuntó.
Durante sus seis días en el segundo país consumidor de energía del planeta, Chávez también espera lograr que las empresas chinas aumenten su participación en los yacimientos de la región venezolana del Orinoco, una de las reservas petrolíferas más ricas del planeta, “y en otros campos como El Sumano, para incrementar la producción conjunta y con ello aumentar el suministro a China”.
Asimismo, entre los cerca de 30 acuerdos previstos se encuentran la construcción de 18 buques petroleros, que servirán para transportar el crudo al país asiático, y de 12 plataformas de perforación en suelo venezolano, además de la compra de taladros petroleros que serán ensamblados en Venezuela, con la perspectiva de que más tarde se fabriquen en territorio venezolano.
Estos objetivos económicos se ven salpimentados por fines políticos, como puso de manifiesto Chávez en sus primeros halagos al régimen chino.
“Es un ejemplo para los dirigentes y gobiernos occidentales a quienes se intentó hacer creer que la única alternativa era el capitalismo, que el único camino era el neoliberalismo”, estimó.
Pese a esa retórica antiestadounidense, Venezuela exporta la gran mayoría de su petróleo al mercado norteamericano, lo que la hace muy dependiente del país del norte.
China representa, así, un tentador mercado alternativo, puesto que también Pekín busca nuevos suministradores de energía para reducir su dependencia de las importaciones desde la problemática zona de Oriente Medio.
Venezuela ofreció a China exportarle entre 500,000 y un millón de barriles al día si logra alcanzar su objetivo de producir 5.8 millones de barriles de crudo diarios para 2012.
Sin embargo, los analistas chinos dudan de que su país pueda llegar a ser en el futuro el destino de la mitad de las ventas de crudo del quinto exportador mundial. “A China le falta mucho para tener la capacidad de refinado necesaria para procesar el crudo venezolano”, declaró Jiang Shixue, experto en América Latina de la Academia China de Ciencias Sociales, citado por The China Daily.
Chávez se entrevistará también con el primer ministro Wen Jiabao y con el líder parlamentario Wu Bangguo el viernes antes de volar a la provincia oriental de Shandong (este).
El miércoles preveía visitar la academia aeroespacial de China, donde se construye el primer satélite de comunicaciones de Venezuela, el Simón Bolívar, que el país sudamericano planea poner en órbita en 2008.
“¿Cuándo se soñaba en Venezuela con un satélite propio? Éste se está construyendo (en China), pero con transferencia tecnológica”.
Chávez, que está acompañado por el ministro de Energía, Rafael Ramírez; el canciller, Nicolás Maduro Moros, y la ministra de Ciencia y Tecnología, Yadira Córdoba, continuará su viaje en Malasia y Angola.